Noticias

Política lingüística: cuando la discriminación no es positiva

Diario de Navarra

La acción política del cuatripartito referente a su política lingüística se ha basado en una discriminación positiva hacia el euskera. El problema ha venido con agravios comparativos, imposiciones e ilegalidades que han acabado en protestas y en los tribunales.

Imagine que su hijo lleva dos años yendo a la guardería. Que allí le ha visto crecer y madurar. Que está feliz con sus educadoras y que se prepara para afrontar el último y crucial curso antes de la nueva etapa escolar. Ahora imagine que, de un día para otro, alguien decide que esa escuela pasará a enseñar sólo en euskera, idioma que no conoce. Como tampoco las profesionales que han acompañado a su hijo en su aprendizaje. Y que todos deberán cambiar de centro. A todo correr. Este caso, una triste realidad anulada por los tribunales, es sólo un ejemplo de las imposiciones que ha traído aparejada la política lingüística del cuatripartito de extensión del euskera. Una acción que se ha extendido al ámbito de la administración, la educación y los ayuntamientos como podrá verse en estas páginas.

Comenzando por las citadas escuelas infantiles. El cuatripartito del Ayuntamiento de Pamplona, conformado por BilduGeroa BaiAranzadi e I-E, protagonizó una de las primeras imposiciones del euskera, en este caso en las Escuelas Infantiles, a niños de 0 a 3 años. De un día para otro, sin previo aviso y a unos horas de que concluyera el plazo para solicitar el traslado a otros centros, el equipo de gobierno introdujo importantes cambios en las Escuelas Infantiles de forma que dos de ellas pasaron del modelo de castellano a euskera. Las plazas en vascuence se incrementaron de 164 a 408 y se suprimieron 255 plazas en castellano y castellano-inglés.El giro lingüístico aplicado por el cuatripartito afectó a más de 100 familias y al colectivo de educadoras que calificaron el cambio de “chapucero” por la forma en la que se había ejecutado. 53 de aquellas familias plantearon un recurso para defender el derecho de sus hijos a poder terminar el ciclo de 0-3 años en la escuela y el modelo elegido. Un primer fallo judicial anuló los cambios impuestos por el cuatripartito en las Escuelas Infantiles con el argumento de que el consistorio pamplonés había “hurtado una competencia exclusiva del departamento de Educación del Gobierno de Navarra”. El juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Pamplona consideró también que el Ayuntamiento no había respetado los principios de voluntariedad, progresividad y gradualidad en la incorporación del vascuence a la enseñanza. El Ayuntamiento recurrió el fallo y el pasado mes de diciembre el Tribunal Superior de Justicia de Navarra volvía a anular los cambios en las Escuelas Infantiles, señalando nuevamente que la entidad local no era competente para cambiar la oferta educativa. Con el argumento contrario el equipo del alcalde Asiron volvió a recurrir.

0 comments on “Política lingüística: cuando la discriminación no es positiva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: