Noticias

Justicia de primera y justicia de segunda

El Sol de Tulancingo

Tulancingo, Hidalgo.- Recuerdo con frecuencia aquella premisa que todo estudiante de Derecho aprende en las aulas,  que dice: “El desconocimiento de la norma no exime de su cumplimiento”, esto quiere decir que si una persona comete una conducta contraria a la ley, aun cuando no supiera que se trata de una infracción o un delito, deberá enfrentar las consecuencias jurídicas que corresponden.

Sin embargo, incluso cuando una persona que no es abogada, pudiera conocer la ley, su entendimiento se dificulta porque el lenguaje utilizado por los legisladores es demasiado técnico.

Esto mismo ocurre con las sentencias, resoluciones, acuerdos y oficios que emiten las distintas autoridades encargadas de la impartición de justicia. El lenguaje utilizado suele ser anticuado, barroco, técnico y complejo, lo que provoca que incluso los propios abogados debamos analizarlas con detenimiento y, aun así, pudiera estar sujeto a interpretación,  por lo que habría que acudir a otra instancia.

Cuando un ciudadano lee alguna resolución judicial, lejos de sentirse tranquilo, experimenta preocupación e incertidumbre, lo que quiere decir que la justicia está fracasando en uno de sus objetivos más elementales: manejar un lenguaje accesible para todos.

Es importante que abogados y funcionarios sean capacitados para aprender a redactar de manera clara, entendible, utilizando palabras que todos empleamos de manera cotidiana, solo así la gente podrá tener claridad acerca de lo que pasa con sus casos,  y obtener la certeza del tipo de justicia que están recibiendo.

Se trata de un vicio histórico que ha ocurrido en todo el mundo, y que algunos países han intentado corregir, por ejemplo, hace algunos años, en España, fue creada la Comisión Interministerial de Modernización del Discurso Jurídico, en la que se afirmaba, que un buen profesional del Derecho debe ser capaz de explicar de manera sencilla y clara el significado de una resolución.

En 2016, la Real Academia Española de la Lengua, publicó un diccionario de términos jurídicos,  la finalidad es que la población conozca la terminología jurídica, partiendo de la idea, de que un lenguaje oscuro en una sentencia, es un lenguaje corrupto.

Cuando tuve el honor de presidir el Poder Judicial de mi estado, adoptamos como lema “Una justicia humana, accesible y transparente”, e implementamos diversos programas de capacitación, transparencia y particularmente de difusión a través de un programa de radio y televisión llamado “Hablando derecho”, con el propósito de acercar la justicia a la ciudadanía, atender sus dudas y hacer comprensibles las actividades que desarrolla el Poder Judicial.

Si la gente no logra comprender un acto de autoridad, sentirá que no se le ha hecho justicia y percibirá que fue víctima de la corrupción, por ello es importante generar un movimiento al interior de procuradurías y poderes judiciales, que permita acercar los actos de autoridad a la ciudadanía a través del lenguaje, porque una justicia de primera, debe ser clara y entendible para todos.

 

Por Carolina Viggiano

0 comments on “Justicia de primera y justicia de segunda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: