Noticias

El spanglish que viene

Radio Reloj

La Habana, Cuba. – A pesar de su dominio de la lengua inglesa, -en la que escribió artículos y pronunció discursos, de la cual tradujo al español y en la que vivió activamente durante su permanencia en Estados Unidos-, la obra de José Martí no es un muestrario de anglicismos.

Sin embargo, hoy los inmigrantes hispanos en aquel país, y sobre todo sus descendientes, suelen comunicarse con una fusión de español e inglés que llaman spanglish, según la cual el gerundio de llover es reinando.

Si hasta hace poco la insularidad geográfica y la hostilidad de Washington nos libraban de esas deformaciones que la globalización trajo a los idiomas, hoy se reproducen en nuestros medios informativos los anglicismos que llegan a Cuba por distintas vías.

Aunque es inevitable el intercambio entre lenguas cada vez más cercanas, deberíamos imitar a Martí en la preservación de los linderos.

Los medios divulgadores

Ya es habitual en nuestros medios informativos, para hablar del lugar que ocupa un deportista en su especialidad a nivel internacional, emplear el anglicismo ranking, y hasta castellanizarlo formando el verbo rankear y el adjetivo rankeado, que muchos interpretan mal como “fogueado, experimentado, curtido”.

En español, para expresar la misma idea que se quiere decir con la palabra inglesa ranking, existen los vocablos ordenclasificaciónjerarquíacategoría … En el cine, el teatro y la televisión, a la elección del reparto llaman casting, aunque pudiera decirse simplemente selección, y para indicar los índices de audiencia de un programa radial o televisivo usan otro anglicismo: réiting, aunque bastaría justamente con el vocablo audiencia.

Cambiando las apariencias

En inglés, la palabra pul designa, entre otras cosas, a un grupo de reporteros, y en los medios de habla española se ha expandido el concepto pul de noticias para referirse a un acuerdo entre agencias noticiosas, lo que podría expresarse con el término alianza.

Del mismo modo, entre comentaristas de temas políticos en Cuba se generaliza el uso de lobby y el derivado castellano lobista para designar la actividad de quienes tratan de influenciar en políticos y legisladores, lo que queda bien expresado en español con el sustantivo cabildeo, el verbo cabildear y el adjetivo cabildero.

Tal parece que quienes se desviven por usar anglicismos quieren lucir otro luks, que es la palabreja con que modistos, peluqueros y gente de farándula se refieren a la apariencia de las personas.

0 comments on “El spanglish que viene

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: