Si Cristóbal Colón no hubiera llegado a América el 12 de octubre de 1492, quizá no existiría la gastronomía mediterránea como hoy la conocemos. Sin salsa de tomate, la pizza sería muy distinta. Y sin papas del Perú, la tortilla española sería un simple omelette.

El continente americano dio grandes regalos agrícolas al mundo, y sus muy diversas lenguas indígenas aportaron palabras que se han adaptado a varios idiomas. Lo anterior resume una investigación de la filóloga y lingüista Concepción Company, quien expuso el tema en una conferencia en el Colegio Nacional.

“Cuando llegaron los españoles vieron una nueva realidad que necesitaba ser nombrada”, explica la académica. Como los conquistadores nunca habían visto la bebida del chocolate (y muchas otras cosas), adoptaron también su denominación náhuatl para referirse a ese brebaje amargo, que en esos tiempos todavía no se consideraba como un postre sino como un remedio casero.

Según la investigadora de la UNAM –quien también es miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y del Colegio Nacional–, existen cerca de 540 indigenismos que se utilizan en el español. Pero hay algunas de esas palabras que son de uso exclusivo en ciertos países americanos. Es el caso de atole o molcajete, usadas únicamente en el español de México.

Los 14 vocablos que se enlistan a continuación son una selección de los 32 indigenismos que Company describe como “regalos culturales de América al mundo”, ya que se trata de palabras, conceptos y productos que desde el descubrimiento del continente han viajado a otros países y a otras lenguas.

1. Cigarro

Esta palabra tiene su origen en la palabra maya siyar, y se refiere a una envoltura que puede ser cilíndrica (pero no necesariamente tiene esta forma). Aunque tabaco viene del árabe, la planta sí es originalmente americana y también la costumbre de secar las hojas y fumarlas.

2. Chile

La palabra viene del náhuatl chilli y hoy es de uso común en otras lenguas como el español y el inglés. Además es un ingrediente que no puede faltar en la gastronomía nacional y se ha convertido en una metáfora recurrente en el español mexicano. “Cuanto más importante culturalmente es una palabra, más metáforas crea”, dice Company: “El imaginario que hay con los chiles y el falo en México es una cosa que sorprende”.

3. Papaya

La fruta es originaria de Cuba y República Dominicana, y la palabra viene de las lenguas caribes. Se le dice papaya en la mayoría de los países excepto, curiosamente, en uno de sus lugares de nacimiento. “En Cuba es un tabú: se dice fruta bomba porque papaya significa órgano sexual femenino”, apunta la lingüista.

4. Papa

Aunque los españoles le dicen patata, el vocablo original es papa y tiene su origen en el quechua. Se considera que este cultivo se originó en Perú y en el noreste de Bolivia, pero hoy es mundialmente famoso y un alimento básico que salvó a Europa en varios periodos de hambrunas.

5. Vainilla

La vainilla es de origen veracruzano, pero la palabra viene del latín. Los conquistadores españoles nombraron así a esta especia saborizante porque su fruto se parece a la vaina de una pequeña espada. Los helados no serían lo mismo sin esta planta.

6. Chocolate

Viene del náhuatl, específicamente de los vocablos xoco (amargo) y atl (agua). Company ha documentado que en los tiempos de la Conquista y anteriores, se consumía como un remedio casero, e incluso se usaba para hacer brujería. Fue hasta finales del siglo XVII cuando a un médico irlandés que viajó a Jamaica se le ocurrió mezclar el brebaje con leche y mucha azúcar, sin saber que estaba dando origen al postre más famoso del mundo.

7. Tomate

Los tomates fueron domesticados en Mesoamérica antes de la llegada de los españoles. La palabra tomatl viene del náhuatl y significa objeto gordo: del verbo tomaua (engordar o parecer gordo). Grandes platillos y salsas de todo el mundo no serían posibles sin este fruto.

8. Coca

La cocaína es un invento químico del siglo XX, pero la planta de la coca tiene su origen en Perú, Bolivia y Ecuador. En esas tierras funcionaba como moneda de cambio, igual que el cacao lo hizo en Mesoamércia. La palabra kuka existe en quechua y aymara, una lengua boliviana con la misma raíz.

9. Maíz

Viene de taíno mahís, que en esta lengua originaria del Caribe significa “lo que sustenta la vida”. Sin duda es un grano que nos da sustento a los mexicanos.

10. Cancha

Esta palabra viene del quechua y tiene al menos dos raíces etimológicas: kamcha y kancha. La primera se refiere al maíz tostado y la segunda significa recinto o espacio reservado para los deportes o espectáculos.

11. Hamaca

Las camas colgantes tienen su origen en los pueblos indígenas arahuacos, que se encontraban asentados en las Antillas y El Caribe cuando los españoles conquistaron América. Las hamacas se extendieron por Europa y por el resto de las colonias, incluyendo lo que hoy es México. La palabra viene del taíno.

12. Tapioca

Tiene su origen etimológico en la lengua tupí-guaraní. Específicamente en la palabra tïpïok, que significa residuo o coágulo. La tapioca es el almidón extraído de la yuca o mandioca, y se puede usar para cocinar varios postres.

13. Canoa

Viene del taíno caná-oua y se ha exportado a otras lenguas como el español, inglés, el alemán, el portugués y el italiano.

14. Caníbal

Es una palabra americana que viene de caríbal. Según Company, originalmente en las lenguas caribes no se usaba para referirse a una persona que come carne humana, sino para designar precisamente a los originarios del Caribe. De acuerdo con la Real Academia Española, algunos pueblos de las Antillas eran tenidos por antropófagos.