Noticias

“Lo siento, habla usted con acento”

En Francia se discrimina, incluso laboralmente, a quienes no hablan como en París

 

lavanguardia.com

El centralismo francés y la hegemonía implacable de París son hechos conocidos. Tienen razones históricas. Se habla menos de algunos efectos colaterales de tanta concentración de poder. El incidente entre un político, Jean-Luc Mélenchon, líder de Francia Insumisa (izquierda radical), y una periodista originaria de Toulouse ha hecho aflorar el problema de la discriminación hacia quienes no hablan francés con acento parisino. Los estudios universitarios corroboran el fenómeno, conocido como glotofobia, una especie de xenofobia lingüística, no sólo aplicable a los extranjeros sino a los propios franceses.

Mélenchon, que por cierto es diputado por Marsella y de familia española, pareció mofarse de la pronunciación de la reportera. Dijo que no entendía su pregunta y rogó a los otros colegas que le hablaran “en francés”. El político, muy irritado ante la investigación judicial a su partido, negó luego haber querido humillar a la periodista. Pero el daño estaba hecho. El debate sobre la glotofobia se disparó.

Una diputada de La República en Marcha (LREM, el partido fundado por Emmanuel Macron), Laetitia Avia, anunció la presentación de un proyecto de ley, en la Asamblea Nacional, para incluir la discriminación por el acento en el código penal, al mismo nivel que otras discriminaciones enumeradas en el artículo 225-1, como la orientación sexual, el origen étnico, la religión y otros. Avia, que es de ascendencia togolesa aunque creció en un suburbio de París –con un acento poco refinado que la delataba–, llegó a publicar el texto de la iniciativa en su cuenta de Twitter. “Si nuestra lengua es un pilar de la identidad cultural francesa, nuestros acentos suelen ser un reflejo de nuestras historias y nuestros vínculos territoriales –decía la propuesta–. No obstante, estos acentos pueden ser fuente de burlas, humillaciones y discriminaciones. ¿Se habla menos francés porque se habla con un acento? ¿Se debe aceptar sufrir humillaciones porque no se adoptan entonaciones estandarizadas?”

El domingo pasado, Avia dijo que el proyecto de ley en cuestión, al menos con el texto hecho público, no se presentaría ante la Asamblea, que fue más que nada una provocación para denunciar el problema y calentar la discusión nacional. Pero no descarta que sí acabe promoviendo una modificación del código penal. La glotofobia es un concepto inventado por el sociolingüista Philippe Blanchet, profesor de la Universidad de Rennes-2. “Desde hace 20 años investigamos sobre discriminaciones lingüísticas y hemos recogido multitud de testimonios”, dijo Blanchet en una entrevista con este diario. El profesor y una colaboradora, Stéphanie Clerc Conan, publicaron el mes pasado Je n’ai plus osé ouvrir la bouche (No me atreví más a abrir la boca). En el libro aparecen casos muy flagrantes, como el de una persona que se presentaba a un concurso para ser profesor de matemáticas. Durante la prueba oral, el jurado le espetó que no podía aspirar a enseñar matemáticas con un acento bretón tan marcado. Los acentos del norte, como el bretón o el normando, se llevan la peor parte, según los estudios. “Las pronunciaciones del sur de Francia también están estigmatizadas, pero menos”, explicó Blanchet. Los argumentos son algo cómicos. “El habla del sur tiene una connotación positiva en el imaginario francés –prosiguió el profesor–. El sur es el país de las vacaciones. Es el sol, el mar, el reposo. Pero, por el contrario, al asociarse a las vacaciones significa que no es serio para trabajar. El acento del Mediodía se percibe como poco serio, divertido, ligero. Discrimina e impide el acceso a ciertos empleos, a funciones de prestigio,como dirigentes empresariales, asesores financieros”. Según Blanchet, “en los últimos 200 años la gran burguesía parisina ha impuesto su pronunciación como la de referencia”. –¿El jacobinismo ha ganado, por tanto, hasta en el acento, y no sólo impidiendo el desarrollo de las identidades regionales? –Es exactamente así. Primero las lenguas regionales fueron excluidas. El rastro de esas lenguas regionales es el acento. La gente pronuncia el francés con la influencia de su lengua. Pero tampoco eso se acepta.

0 comments on ““Lo siento, habla usted con acento”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: