Noticias

Ida Vitale ganó el Premio Cervantes: ¿es una poeta o una poetisa?

Algunos dicen que el femenino está desprestigiado. Otros lo quieren recuperar. Qué opina escritora que recibió el “Nobel en castellano” este año.

 

clarin.com

¿Poeta o poetisa? A muchos en la escuela les enseñaron la segunda, una mujer es poetisa. Pero verán luego que no son pocas las mujeres que escriben versos y se dicen poetas. ¿Entonces?

El dilema volvió a verse en estos días cuando la uruguaya Ida Vitaleganó el Premio Cervantes, el Nobel de la literatura en castellano. ¿Poeta o poetisa? Ella dijo a Clarín que prefiere poeta. Pero veamos qué hay en cada palabra.

La diferencia entre cómo define a la palabra “poeta” el diccionario de la Real Academia Española y cómo lo hace el de María Moliner (al que solemos recurrir escritoras y escritores), es en apariencia sutil, pero sin embargo sustancial. Sorprendentemente, la RAE -a la que se podría prejuzgar más sexista- dice que “Poeta” es la “persona” que escribe poesía, mientras que, según Moliner, se trata del “hombre” que la compone. Es decir, este último libro naturaliza la potestad masculina sobre el oficio.

Del otro lado, en cambio, el neutro “persona”, incluye de modo indistinto no sólo a hombres y mujeres sino también a quienes no se identifican con ninguno de estos géneros: por ejemplo, si alguien se define como de “género fluido” o se autopercibe persona trans. En este sentido, la discusión de si poetisa sí o poetisa no, de larga data en el ámbito de la poesía, quedaría bastante atrás.

¿Qué sentido tendría reivindicar la palabra “poetisa”, como proponen ciertas posturas, para extraerle su signo negativo, desvalorizante, en una época en que la frontera entre los géneros comienza a disolverse? Sin embargo, todavía parece necesario desmalezar y reflexionar sobre la terminación “isa”, que señala una variación del masculino hegemónico, y parece otorgarnos a las mujeres “un lugar”, mayormente rosa, dentro de la poesía (o de lo que sea que eche mano a esa declinación, como es el caso del Tarot, que con el arcano 2 muestra a la “Sacerdotisa” encarnando la versión femenina del “Sumo” Sacerdote” (¡sumo!), que aparece en el arcano 5).

Manuel Seco, en la 10ª edición de su Diccionario de dudas y dificultades de la lengua española documenta el uso de poetisa, por lo menos, desde el siglo XVII, con una cita de Quevedo: “¡Gran poetisa!” . Pero advierte también que hay ciertas prevenciones en el presente contra este femenino tradicional. El lingüista muestra que hubo un uso desvalorizado del femenino poetisa. Y lo hace con un párrafo del escritor Leopoldo Alas “Clarín”, que en 1881 escribía:

  • La poetisa fea, cuando no llega a poeta, no suele ser más que una fea que se hace el amor en verso a sí misma (Solos de Clarín, Madrid).

Explica la joven poeta feminista Sofía Blasco López: “En la palabra poetisa ya se está flexionando (indicando) el género con el sufijo isa, en cambio, si usás la palabra poeta, con el artículo que decidas agregar (el / la /le), no acotás la palabra poeta a un género predeterminado”.

Según Susana Villalba, autora de los libros de poesía Matar un animalPlegarias y La bestia ser, entre otros, y ganadora de la Beca Guggenheim: “La palabra poetisa nombraría un entorno, un mundo que es antiguo y parece algo elitista, con ciertas condiciones, que me hace acordar a la palabra señorita. Una palabra que ya no se usa ni en la escuela (le dicen la seño). Señala un mundo determinado y las mujeres hemos ido encontrando en él un determinado lugar, donde ya no somos señoritas. Es como cuando te hacés señorita con la menstruación y señora cuando te casás, esto ya no existe. Poeta puede ser usada para todos”.

No obstante, aunque en el mundo local de la literatura poetisa es un término prácticamente en desuso (por las razones aquí expuestas y por el romanticismo con que se lo asocia, al que las mujeres hace rato dejamos de adscribir) en muchos países, su uso todavía es moneda corriente y sigue siendo aceptado por la RAE.

Dice la Presidenta de la Sociedad de Escritoras y Escritores Argentinos, Graciela Aráoz: “Se puede decir de las dos maneras y está bien, pero me parece que poetisa es peyorativo y antiguo. A mí me gusta decir poeta”.

Aunque ciertos titulares periodísticos insistan en, por ejemplo, referirse a la reciente ganadora del Premio Cervantes 2018, Ida Vitale, con esa palabra, o existan variedad de editoriales que la reproduzcan, la palabra poetisa no ha sido concebida en la ingenuidad. “Creo que el debate es antiguo –dice la poeta y narradora mendocina Mercedes Araujo, ganadora en 2012 del Premio del Fondo Nacional de las Artes-. Poeta es un sustantivo de género común o neutro, de los pocos que tiene nuestra lengua junto a otros como artistaperiodistapianista. En esos otros casos no hubo necesidad de agregarle una marca genérica incluyente. Por qué poetisa, entonces. Creo que fue un invento cargado de prevención misógina de algunos poetos para marcar la línea de pertenencia y apropiarse del neutro inclusivo”.

 

0 comments on “Ida Vitale ganó el Premio Cervantes: ¿es una poeta o una poetisa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: