Noticias

RAE, lenguaje y machismo

  • La Academia no cree que se deban “forzar las estructuras lingüísticas para que constituyan un espejo de la realidad ni impulsar políticas normativas que separen el lenguaje oficial del real”
  • La segundo jueves de diciembre el pleno de la Academia estudiará el nuevo informe que ha pedido la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo para cambiar la Constitución
  • Hace casi 7 años, el pleno de la RAE suscribió el informe redactado por el académico y lingüista Ignacio Bosque

 

cadenaser.com

No es una discusión reciente nacida al calor de las últimas movilizaciones feministas. Ni tampoco por la imposición de lo “políticamente correcto” de los últimos años. La batalla para modificar el uso del lenguaje que descubre la discriminación real de colectivos viene de lejos. Sólo hay que pensar en el uso que hacemos de expresiones “populares” en las que se vejan a ciertas personas. Nos comunicamos mediante palabras día y noche. Son muchas y, por lo tanto, no es fácil tener el control absoluto sobre ellas. Sobre sus significados.

La vicepresidenta del Gobierno quiere cambiar las palabras del texto constitucional para que, entre otras cosas, no discrimine a las mujeres. Y por ello, ha acudido a la RAE para pedir un informe que ya está redactado y que será presentado al pleno de la Academia el jueves 13 de diciembre. En esa reunión se estudiará, aún no se sabe si antes o después de decidir quien va a dirigir en los próximos años esa institución.

Ese informe, escrito por las académicas Paz Battaner e Inés Fernández-Ordoñez y los académicos Pedro Álvarez de Miranda e Ignacio Bosque, se ha basado en otro redactado por este último en 2012 y suscrito por todos los miembros que asistieron al plenos de la Real Academia Española celebrado en marzo de ese año.

Con una cierta dosis de enfado, Ignacio Bosque constata en ese informe de hace ahora casi siete años que numerosas “guías de lenguaje no sexista” dan a entender que las decisiones sobre “todas estas cuestiones” deben tomarse “sin la intervención de los profesionales del lenguaje, de forma que el criterio para decidir si existe o no sexismo lingüístico será la conciencia social de las mujeres o, simplemente, de los ciudadanos contrarios a la discriminación”.

Las propuestas de esas guías “de lenguaje no sexista conculcan aspectos gramaticales o léxicos firmemente asentados en nuestro sistema lingüístico, o bien anulan distinciones y matices que debería explicar en sus clases de Lengua los profesores de Enseñanza Media”, añade.

Para Ignacio Bosque, la discriminación hacia la mujer es una realidad. Los es también la “existencia de comportamientos verbales sexistas”, la voluntad de instituciones públicas de usar un lenguaje no sexista así como la necesidad de “extender la igualdad social de hombres y mujeres, y lograr que la presencia de la mujer en la sociedad sea más visible”.

Las guías, afirma el académico, parten de estas premisas verdaderas para llegar a una conclusión que considera “injustificada que muchos hispanohablantes (…) consideramos insostenible. Consiste en suponer que el léxico, la morfología y la sintaxis de nuestra lengua han de hacer explícita sistemáticamente la relación entre género y sexo”.

“Hay acuerdo genera entre los lingüistas en que el uso no marcado (o uso genérico) del masculino para designar los dos sexos está firmemente asentado en el sistema gramatical del español, como lo está en el de otras muchas lenguas románicas y no románicas, y también en que no hay razón para censurarlo”, asegura el informe en el que también se señala que “el desdoblamiento en la coordinación” puede tener sentido en ciertos contextos pero no por ello puede concluirse que “hay siempre discriminación en las expresiones nominales construidas en masculino con la intención de abarcar los dos sexos”.

En ese informe plagado de ejemplos que reconoce un “problema de la visibilidad de la mujer en el lenguaje”, se afirma además que si se aplicaran las “directrices propuestas en estas guías en sus términos más estrictos, no se podría hablar”. Sospecha Bosque que las propuestas no están hechas “para ser adaptadas al lenguaje común” sino que “han de afectar al lenguaje oficial. Se aplicarían, pues, a los textos legales o administrativos (lengua escrita) y a los discursos públicos, las declaraciones, las ruedas de prensa y otras manifestaciones de la lengua oral”.

En este sentido, Bosque sostiene que se “trata, al parecer, de lograr que el lenguaje oficial se diferencie aún más del real. A los tan denostados eufemismos de los políticos y los economistas, que enmascaran o edulcoran, como sabemos, tantos aspectos de la realidad, parece que ha de agregarse ahora un nuevo código artificial, ajeno al lenguaje común, constituido por nuevos circunloquios restringidos –como antes- al mundo oficial”. Ese código, además, no sería utilizado en cuanto los políticos bajasen del pedestal, afirma el académico.

Le llama la atención al lingüista que haya quien crea que “los significados de las palabras se deciden en asambleas de notables, y que se negocian y promulgan como las leyes” porque considera que la evolución de la lengua no se puede “controlar con normas de política lingüística”.

En este sentido afirma que “no creemos que tenga sentido forzar las estructuras lingüísticas para que constituyan un espejo de la realidad, impulsar políticas normativas que separen el lenguaje oficial del real, ahondar en las etimologías para descartar el uso actual de expresiones ya fosilizadas o pensar que las convenciones gramaticales nos impiden expresar en libertad nuestros pensamientos o interpretar los de los demás”.

Por JAVIER TORRES

0 comments on “RAE, lenguaje y machismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: