Noticias

“A las voces quichuas las usamos como si fueran palabras españolas sin darnos cuenta”

Salvaguardar el quichua santiagueño en toda su dimensión, es una gran tarea impulsada por el poeta, periodista e investigador Eduardo Manzur, a partir de la publicación de su “Diccionario de Rimas Quichua-Santiagueño” (Edición Particular), que apunta a la sistematización de palabras de la lengua, según su clasificación gramatical.

 

elliberal.com.ar

“Desde que se presentó por primera vez en la Casa del Folclorista (2013), no hemos parado de presentarlo, tanto a nivel provincial, nacional e internacional; vamos a donde nos invitan, y no escatimamos esfuerzo alguno, nos gusta hacerlo”, reconoce, del trabajo que ya lleva más de 20 presentaciones en distintos rincones del país.

Manzur tuvo también la oportunidad de acercar este trabajo en la Feria Internacional del Libro en Buenos Aires, donde algunos colegas que conocen sobre la literatura del quichua, le señalaron sobre “la importancia de un diccionario como el nuestro”, señaló el investigador, “ya que es único en el universo de esta lengua viva. Esto nos llenó de satisfacción, por lo que puede representar para la cultura de nuestra provincia. La última vez que lo presentamos fue en La Casa Museo Histórico de Tucumán, acompañados por los amigos de Quichuamanta, que son integrantes del Alero Quichua Santiagueño”.

El autor ya va en la cuarta edición del diccionario, y el próximo 23 de marzo, lo estará presentando en el Teatro San Martín (Córdoba), en el marco del VIII Congreso Internacional de la Lengua Española junto a Quichuamanta. Dicho congreso, contará con la presencia del peruano Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa y del cantautor, poeta y pintor español, Joaquín Sabina.

¿Cuánto tiempo te llevó concretar esta obra?

– Me llevó 14 años aproximadamente. Eran tantas mis ganas por realizar esta obra, que no pensé el tiempo que me podía llevar esta investigación científica, la quería realizar contra viento y marea, ya que no sé hablarla, pero debo aclararte que, nací en el Alero Quichua, con don Sixto Palavecino, Felipe Corpos, Vicente Javier Salto y el profesor DHC Domingo A. Bravo y que algunas palabras o frases me quedaron grabadas de tanto escucharlos. Les debo mucho a estos cuatro grandes por todo lo que me brindaron y enseñaron.

¿Cuáles son las voces quichuas que utilizamos en el habla cotidiana y a veces no nos damos cuenta?

– Las usamos como si fueran palabras españolas sin darnos cuenta de que estamos empleando dos idiomas al mismo tiempo, lo podemos observar en los apodos, en la toponimia, en la fauna, en la flora y otras como, pampa, cancha, papa, chacarera, chaco, chango, etc. por decirte algunas de las tantas que usamos.

¿Tiene planes de llegar con este trabajo al ámbito educativo?

– Estamos esperando que vuelva a estar en actividad el Congreso de la Nación, para darle continuidad a un proyecto a fin de que se lo declare de interés cultural a nivel nacional, para poder distribuirlo a todas las escuelas del país en forma gratuita.

Desde el punto de vista académico, ¿cuánto ha servido el aporte del profesor Domingo Bravo en la difusión de la lengua?

-Del profesor Bravo, nos pasaríamos muchas horas conversando, decirte por ejemplo la lengua quichua de ágrafa, pasó a su condición de lengua literaria, por la signografía que él le dio, fueron 18 años de arduo trabajo que luego fue plasmado en un tratado de cuatrocientas páginas que contenía el Diccionario de la lengua quichua, historia y gramática. En el año 1959, creó el programa radial “Ashpap rimaynin” (El habla de la tierra). La Constitución de nuestra provincia sostiene a este valioso patrimonio lingüístico, así como la Ley Nº 6991, sancionada por la Cámara de Diputados y promulgada en el año 2010, que dice: Artículo 1º, institúyase el 27 de agosto como el Día Provincial de la Lengua Quichua Santiagueño, en homenaje al Dr. Domingo Antonio Bravo No quiero dejar pasar un hecho importante, el Dr. Bravo llevó a la lengua a niveles de la enseñanza: escuelas primaria y secundaria y a la Universidad Nacional de Santiago del Estero. En una editorial de EL LIBERAL con fecha 3 de noviembre de 1898, al referirse al Dr. Domingo A. Bravo, con motivo de cumplirse el aniversario de su fallecimiento, entre otras cosas decía: Sin duda merecidos, estos homenajes consisten también en un reconocimiento público a una lengua que durante un cierto período de nuestra historia fue negada por los santiagueños: el quichua. Se debe a este investigador y a otros, que se atrevieron a remar contra la corriente común, la actual circunstancia de revalorización de este componente cultural importantísimo de nuestra identidad provincial. Por su invaluable trabajo, le otorgaron los títulos de profesor y luego de Doctor Honoris Causa.

¿Por qué el quichua santiagueño es considerado el quichua argentino?

-Por un trabajo presentado y aprobado en las “Primeras Jornadas de Lingüística Aborigen” de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires, realizadas los días 6 y 7 de octubre de 1992, por el cual el quichua santiagueño es declarado Quichua Argentino, integrando así la dimensión continental de “Runasimi”, lengua oficial del Imperio de los Incas, que comenzando en el sur de Colombia y pasando por las repúblicas del Ecuador, Perú y Bolivia, termina en Santiago del Estero, República Argentina.

0 comments on ““A las voces quichuas las usamos como si fueran palabras españolas sin darnos cuenta”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: