Noticias

Bilingüismo tarahumara y manuales productivos

eldiariodechihuahua.mx

Por Armando Sepúlveda Sáenz

El jueves de la semana pasada, tuvo efecto una reunión formal a la que concurrieron los integrantes del Cabildo del Ayuntamiento de Guachochi (con excepción del presidente municipal), servidores públicos del gobierno local, representantes de comunidades indígenas y miembros de los centros de estudios superiores de la ciudad. El motivo único del evento fue la presentación oficial por parte del Prof. Mario Eberto Javalera Lino, Director General del Instituto Chihuahuense de Educación para los Adultos de los Manuales con orientación productiva para la alfabetización bilingüe en idiomas rarámuri y español.

Con este evento se culmina un esfuerzo tenaz de más de nueve años del equipo que los formuló a fin de que se editaran los tres Manuales Prácticos para la preparación de composta, selección de semillas de  maíz y para el manejo del suelo, convencidos de la estrategia de darle utilidad al lenguaje indígena vinculándolo a su  reproducción social; en esta oportunidad aplicada a los propósitos productivos.

Es importante mencionar algunos antecedentes: 1) Los Manuales son subproducto del Proyecto UACH – Conacyt – Fomix No. 22976 en convenio con ICHEA FOMIX denominado Desarrollo de capacidades y formación para el trabajo, a través de alfabetizadores bilingües. 2) La ejecución de este, estuvo a cargo de Federico Ortega Estrada con la colaboración de Armando Sepúlveda Sáenz, Vera Pallán Figueroa, Martha Hermosillo Cáceres y Abelardo Núñez Barrios. 3) La investigación se inició en 2007. El Informe Final se presentó en 2008.: Los Manuales se pusieron a disposición del Instituto Nacional de Educación para los Adultos en 2009, a través del ICHEA.

Los sucesivos cambios en el INEA y de sus funcionarios, relegó su edición. 4) Ante el diferimiento se optó por buscar otras oportunidades para financiar su publicación en el Gobierno del Estado y Fechac. 5) Se participó en concursos, obteniendo reconocimiento y el compromiso de publicación. Sin éxito. 6) En tiempos recientes, en el contexto de una reunión del Programa Interinstitucional de Atención al Indígena –vertiente educativa–, las exposiciones temáticas del Prof. Armando Rey.  coordinador del Programa para la Inclusión y Equidad Educativa, y de Federico Ortega coincidieron, comprendiéndose que los objetivos de ICHEA y PIEE eran consistentes para ambas entidades.

De modo que, en aras de servir a los objetivos del Programa, Armando Rey promovió el apoyo técnico y financiero para la edición y publicación de los Manuales. 7) Se exploraron oportunidades en tres administraciones estatales. Y fue en la presente que de manera fortuita se estableció y fructificó el enlace. Hoy se dan los primeros pasos para su aplicación en sus respectivos programas de alfabetización y desarrollo escolarizado para el indígena.

En resumen, superado este largo y fortuito periplo de algunos integrantes del equipo original, éstos sienten satisfacción por el compromiso cumplido con los fines de la educación indígena en idioma originario rarámuri.

Desde el inicio de la elaboración de los Manuales se les pensó como instrumentos didácticos, asentados en la tesis consistente con la convicción de que la sustentabilidad de las lenguas originarias está vinculada a su utilidad, en los procesos de todo tipo en que participan los integrantes de los pueblos indígenas.

La consistencia y perdurabilidad radica en ser idiomas que se escriben y leen como medio de transferir los conocimientos y prácticas ancestrales, a la vez de posibilitar su mejoramiento –desde la perspectiva de los propios indígenas–, en todos los campos.
En el inicio, el equipo del Proyecto pretendió que los Manuales no sólo atendieran la esfera productiva, pero los magros recursos asignados eran insuficientes para realizar esta pretensión. Al final, se seleccionaron los temas de los Manuales pensando en su utilidad bilateral: Medio didáctico para la alfabetización bilingüe y mejoramiento de prácticas productivas sin afectar en lo esencial el proceso productivo agrícola tradicional.

Por otro lado, a los alfabetizadores bilingües del ICHEA, se les considera la vía más eficiente técnica y culturalmente, toda vez que son designados por las propias comunidades indígenas de entre los suyos. Deben satisfacer la condición de ser bilingües y con formación secundaria o media superior. Al ser indígenas, realizan para su sustento alimentario, tareas agrícolas. Esto es, dominan la agricultura tradicional, pues cuentan con su propia área de cultivo. Su bilingüismo y su inserción en el medio de Instituto les ha abierto la mente para comprender los cambios de mejora que sin afectar en lo no esencial el proceso productivo, incorporan cambios tecnológicos pues están sustentados en el conocimiento científico, que redundan en incrementos en la productividad.
En estricto sentido, los alfabetizadores son el factor fundamental del cambio, son los primeros en experimentarlos y en demostrar al resto de los productores sus resultados.

Igualmente asocian las dos perspectivas del cambio, enseñanza – aprendizaje de lenguas, montado en instrumentación de variaciones en tecnología básica. El logro de sus objetivos consolida la reproducción del idioma y por ende de su sociedad. Son los personajes centrales de esta obra. Es importante señalar que los Manuales ya se aplicaron en 2010 a las prácticas productivas de 25 comunidades indígenas.
Con resultados que no fue posible evaluar. El interés que despertó la presentación de los Manuales seguramente catalizará esfuerzos de medio académico local para desarrollar otros manuales orientados a tareas pecuarias o nuevas líneas agrícolas (alguna vez externé la opinión de que uno de ellos sería la recolección de semilla de quelites y dar píe a su cultivo).

El INEA cuenta con un Manual de Salud muy amplio por su temática, que se desarrolló por un equipo multidisciplinario, en idiomas rarámuri y español, al inicio de la década de los noventa. Requiere mucho trabajo revisar los contenidos técnicos y su traslación al idioma rarámuri contemporáneo. Esta tarea no la pudo realizar el equipo del proyecto por su falta de solvencia financiera. Este Manual o sus partes pueden tener un impacto real en las comunidades indígenas, el cual puede multiplicarse si se incorporan a las comunidades rurales y urbanas de mestizos.

Por lo pronto el equipo se congratula del logro y extiende su reconocimiento a las autoridades del gobierno estatal que lo hicieron posible.

0 comments on “Bilingüismo tarahumara y manuales productivos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: