Noticias

Insuficientes avances en lenguaje inclusivo de la Real Academia

Claudia Bañuelos, Rosalinda Penélope Pimentel y Ana de Alejandro consideran a la institución normativa del lenguaje español como alienada

 

debate.com.mx

Por: Ramón Verdín

La definición que la Real Academia Española (RAE) da a los términos sororidad y feminicidio no se apega al entorno actual. Definida como «la amistad o el afecto entre mujeres o la relación de solidaridad entre las mujeres, especialmente en la lucha por su empoderamiento», la reciente inclusión de la palabra sororidad implica una alienación de la realidad y de las lógicas de participación, de acuerdo con feministas y activistas de la cultura y de la diversidad sexual.

Para Rosalinda Penélope Pimentel, integrante del Frente Nacional por la Sororidad, el término implica el reconocimiento y la validación de una mujer que lucha por los derechos y de la individualidad femenina.

Respecto a feminicidio, señala que el fenómeno obedece a maneras de morir diferenciadas entre hombres y mujeres. Asimismo, ambas definiciones debieron darse —aclaró— mínimamente hace veinte años.

Contexto latinoamericano

La RAE (como la Iglesia) es una institución que para seguir vigente tiene que adaptarse a los movimientos sociales contemporáneos, manifestó Claudia Bañuelos Wong, licenciada en Letras Españolas por el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey.

La activista cultural abundó que existe una tremenda fuerza de movimientos feministas en Argentina y en otros países latinoamericanos con el tema de la legalización del aborto, por ejemplo, por lo que desde ellos se impulsaría la utilización de este concepto:

«En el caso de las palabras, a pesar de tener una cierta definición o significado, están sujetas a la interpretación de los hablantes; no son buenas ni malas, sino que es el emisor quien les da sentido más allá del significado, según su cultura, sus creencias, su ideología o su manera de ver en el mundo».

Actualmente —agregó—, las mujeres han tenido que unirse o solidarizarse, surgiendo la necesidad de darle nombre a este hecho, y por tanto «formalizarlo» a través de la RAE.

Diversidad

Para la activista y bloguera Ana de Alejandro García, la RAE es un organismo que basa su trabajo en las formas basadas en el tradicionalismo judeocristiano. Asentó que «no le gustaría dar de saltos» o «agradecer» que finalmente se agregó determinada palabra, cuando la RAE «no está dispuesta a hablar de un lenguaje incluyente que feminice o neutralice ciertas palabras a placer».

«Acepta palabras como homoparental, pero invisibiliza a la población lésbica al carecer del vocablo lesbomaternal. A las feministas, lo que agregue o retire la RAE de su honorable diccionario nos tiene sin cuidado».

 

 

0 comments on “Insuficientes avances en lenguaje inclusivo de la Real Academia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: