Noticias

Dictadura lingüística totalitaria

latribunadelpaisvasco.com

Por Ernesto Ladrón de Guevara

Quiero poner al descubierto dos casos entre otros muchos más que ponen en evidencia el totalitarismo educativo del Gobierno en aquel caso socialista, apoyado por el PP para cerrar el paso a los nacionalistas, pero que solamente sirvió para hacer las políticas educativas nacionalistas y que es el exponente del totalitarismo lingüístico opresor que nos imponen a los ciudadanos que no comulgamos con las ruedas de molino del nacionalismo obligatorio.

El primer caso es el de una colombiana llamada Marcela Patricia Bermúdez Quintero (Bucaramanga, 1970), esposa de un guardia civil gallego destinado en Vitoria, que desarrolló una lucha titánica a favor de sus tres hijos para que pudieran seguir estudiando en el País Vasco sin cursar euskera. Meses de empeño no sirvieron para nada. El Gobierno nacionalista y el Ararteko le negaron un derecho que se considera básico, anterior a las leyes, pues nadie puede quitar a los padres el derecho a escolarizar a sus hijos en la lengua materna, que es la de la mayoría de los vascos, el castellano. El Defensor del pueblo central lo lamentaba plañideramente, pero no abordaba el caso por considerar que no tenía competencias, pese a reconocer el derecho de los padres. Y la Dirección General de la Alta Inspección del Partido Popular cortó las alas de sus inspectores para poder intervenir en el caso. Total: los niños acabaron en Miranda de Ebro, a cuarenta kilómetros de Vitoria, como muchos más que se desplazan para eludir la dictadura lingüística, incluso en transporte organizado a la localidad burgalesa, aún con la penuria salarial del padre, con el salario mileurista con el que se castiga a la mejor policía del mundo, la Guardia Civil.

Durante los últimos cuatro cursos anteriores, los tres hijos estuvieron exentos por  proceder de un sistema educativo distinto, pero el giro de tuerca opresor puso a la familia contra las cuerdas.

Los tres se vieron libres de examinarse de euskera durante dos cursos. En 2010, el Gobierno vasco, en manos socialistas, les otorgó una prórroga de otros dos años. Pero en diciembre, les informó de que el período de gracia se acababa.

El Diario de Burgos lo exponía así:

“Su hijo mayor ha suspendido 2º de Bachillerato tras verse «desmotivado» al saber que, sin el euskera, no lograría el título. El segundo ha logrado el graduado de Secundaria, pero tendrá que seguir en otra comunidad si quiere presentarse a la selectividad.

En la resolución del Gobierno vasco sobre el caso de su hija, la viceconsejera de Educación recuerda que las prórrogas «excepcionales» en esta materia sólo pueden ampliarse «hasta un máximo de cuatro cursos», y que además el alumno se libra de evaluarse de euskera «pero no» de estudiarlo. Le anima a que los profesores, la adolescente y sus padres se impliquen a fondo para que supere sus «carencias». El Departamento señaló ayer a este diario que el caso es claro porque la ley se ha cumplido. Fuentes oficiales añadieron que la delegada de Educación en Álava, Blanca Guerrero, se pondrá en contacto con Corazonistas para conocer su versión de los hechos.

Bermúdez ha escrito «más de mil correos electrónicos» a diputados, partidos políticos y al Ministerio de Educación. En estas páginas, envía un llamamiento al ministro José Ignacio Wert. «Yo no entiendo de política, ni quiero entender. Mis hijos aman esta tierra. No tenemos nada contra el euskera, pero creemos que nuestra situación excepcional se podría arreglar», concluye. «Sólo pido que mis hijos no se queden sin estudios».

Otro caso de estos días atrás:

Una niña leonesa obligada a estudiar en euskera.

“Hablamos Español ha intentado durante dos meses solucionar el problema de una familia de León con una niña de tres años que fue trasladada por motivos laborales a Vitoria,

A pesar de haber encontrado una plaza disponible en un colegio en la capital alavesa que disponía de línea con español como lengua vehicular, la Comisión de escolarización del Gobierno Vasco les obligó a escolarizarla en la línea D, solo en lengua vasca. La excusa para someter a la niña a una enseñanza en una lengua incomprensible para ella contra los deseos de sus padres, era que le correspondía ese colegio por la localización del domicilio de sus padres.

Tras los escritos presentados por los padres y las gestiones de Hablamos Español, se optó por enfocar la petición alegando motivos de conciliación de la vida laboral de los padres con su situación familiar. Si la niña era escolarizada en el colegio con modelo en vasco, debería permanecer esas horas lejos del lugar de trabajo de la familia. v además, cerca del colegio con línea en español, vive la hermana del padre de la niña, la única persona con la que pueden contar para recoger a la pequeña si sucede algún contratiempo en el colegio.

Pero ha sido imposible ablandar a las autoridades educativas vascas. La niña fue escolarizada en el modelo D, íntegramente en vasco, y retirada del colegio poco después ante el aislamiento que le producía la situación, ya que no entendía nada, y se trata de una niña de 3 años. En este momento no acude a clase. No es obligatorio que lo haga a esa edad, pero a sus padres les gustaría que pudiera hacerlo y que comenzara a socializar y a hacer amigos; sobre todo teniendo encuentra que la niña haya tenido que dejar a sus abuelos y otras personas allegadas en León.

Esta es la absurda e injusta situación que vivimos en España y que puede afectar a cualquier persona que quiera o deba trasladarse a una comunidad autónoma bilingüe. En el caso de la Comunidad Autónoma Vasca, existe un claro empeño en eliminar las líneas en español e imponer el modelo D. Al padre de la niña le dijeron que los tres años de edad era una buena edad para integrarse en una enseñanza solo en euskera. En este momento está a la espera de la respuesta del Defensor del Pueblo, que ha respondido a la petición de ayuda con una carta en la que dice que va a realizar gestiones con el Gobieno Vasco”

Este caso prueba  el afán tiránico del Gobierno Vasco, el mismo que ha gobernado la Comunidad Autónoma incumpliendo sus propias leyes y el derecho de los padres, atribuyéndose funciones que no le corresponden como es el de elegir el tipo de educación que quieren sus progenitores.

Este es el Gobierno nacionalista que viene dando clases de democracia y de progresismo. Un Gobierno a caballo del filonazismo y del estalinismo que considera a los niños propiedad suya, y que les obliga a sufrir con un idioma que les es indiferente pues no es el que han mamado en el seno familiar ni la lengua del contexto social y cultural. Un prototipo filonazi basado en un modelo etnocéntrico y racista en el fondo, que obliga a todos los niños a pasar por el aro ideológico del nacionalismo obligatorio, saltándose, insisto, las leyes.

Esto es inaguantable. Y este escritor que ahora escribe esto asegura que a través de la Asociación Hablamos Español seguiremos denunciando este tipo de casos que muestran la verdadera cara del nacionalismo y el sanchismo que rema en su misma dirección, es decir de la orientación de la separación de territorios y el sometimiento de los ciudadanos a la voluntad tiránica de gobernantes que no entienden lo que es la libertad y los derechos individuales, pues tienen en sus cromosomas el gen del totalitarismo.

Animo a los padres a seguir denunciando casos similares y a dejarse ayudar por una Asociación como “Hablamos Español”  (comunicación@hispanohablantes.es)

Mi homenaje desde estas líneas a mi compañera la presidente de la Asociación Hablamos Español, ejemplo de pundonor, de coraje y de sentido de la justicia. Esta noble y cívica señora, ciudadana de bien, que algún día merecerá ser reconocida por su servicio a su país con la defensa de los derechos humanos y de la libertad, merece mi admiración y la de muchísimos ciudadanos más. Al menos de medio millón de ciudadanos que pusieron su firma en una Iniciativa Legislativa Popular que abogaba por desarrollar el artículo tercero de la Constitución Española, que no pudo ser tramitada por las barreras que el sistema pone a este tipo de iniciativas.

 

 

0 comments on “Dictadura lingüística totalitaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: