Noticias

Las cosas y las palabras: solo sé que “solo” ya no lleva tilde

Son dudas que se nos plantean siempre. La lengua tiene secretos y nosotros, preguntas.

 

tn.com.ar

Por Silvana Stabielli

Fue una pésima noticia lingüística. Recuerdo haber visto a algunos al borde del llanto y a otros reaccionar como energúmenos. Todos ofendidos porque habían tomado esa decisión sin consultarlos. Imagino que muchos de los que se están enterando ahora también están atravesando un mal momento. La de “solo” es una tilde afectiva, algo que nos pertenecía y nos quitaron. Explicar por qué la poníamos o no, nos encantaba, era motivo de orgullo.

En 2010, la nueva Ortografía de la Real Academia Española resolvió varios cambios, entre ellos suprimió la tilde de “solo” cuando funciona como adverbio. Cuando sucedió, casi nadie se dio por aludido y todos seguimos, alegremente, poniéndola. Las modificaciones en la lengua tardan años en estabilizarse, en gran medida los medios de comunicación son los encargados de ir difundiendo las novedades. Hoy, nueve años después, la situación está más clara, sin embargo las consultas en el diccionario para verificar la acentuación no se detienen.

Solo una cuestión de afecto

Frente al cambio, las reacciones no se hicieron esperar. Entre los más resistentes, los escritores alzaron la voz. Aunque algunos reconocieron que era más una cuestión afectiva que lingüística, otros le discutían a la Academia la justificación de la no tildación. En un artículo publicado por el diario ABC de España, la poeta Carmen Camacho se lamentó: “De los recortes aplicados en diacríticas, la tilde de solo es de la que más me duele desprenderme y a duras penas lo hago. Tantas satisfacciones que me dio”. En la misma nota, su colega Manuel Vilas reconoció que, como en otros casos, el tiempo se encargaría de aquietar las aguas: “Es oportuno que la RAE actualice y democratice la ortografía del español. También hubo gente que se rasgó las vestiduras al quitar la tilde a fue

Los académicos reconocieron que el error es de larga data y que “solo” no tendría que haber integrado la lista de palabras con tilde diacrítica.Entrevistada por el diario El País, Elena Hernández, coordinadora del área de consultas de la Real Academia Española, explicó: “La tilde de solo era un error que por costumbre se generalizó, nunca ha sido obligatorio tildar el adverbio. Solo se admitía esa tilde en caso de ambigüedad”.

Cuesta aceptarlo, pero es así. La tilde diacrítica sirve para diferenciar significados de dos palabras que se escriben igual cuando una de ellas es tónica y la otra es átona. Es el caso de “de” preposición y “dé” con tilde del verbo dar; el “sí” que es adverbio de afirmación o nota musical que se diferencia de “si” de condición. “Solo” nunca formó parte de este grupo porque es una palabra tónica -tiene acento propio en la cadena hablada- y tiene dos sílabas. Según las reglas de acentuación es grave, terminada en vocal y por eso no lleva tilde.

Respecto de la ambigüedad que tanto parece preocuparnos, la RAE especifica que puede resolverse por contexto comunicativo lingüístico o extralingüístico. La cuestión no es tan simple cuando se ve una frase fuera de contexto. En este ejemplo: “Lolo juega solo con autitos”. Sería mejor poner “en soledad” si se quiere decir que no está acompañado. El diccionario resuelve la cuestión. Consigna que la tilde se puede conservar en casos de mucha ambigüedad. Un ejemplo sería este posible título de un diario: “El gobierno solo propone un principio de diálogo”. Allí, la acepción correcta es la del adverbio “solamente” y para evitar dudas sería conveniente poner la tilde.

 

En el diccionario, la acepción de adverbio aparece sin tilde con esta aclaración. Fuente: captura Internet.
En el diccionario, la acepción de adverbio aparece sin tilde con esta aclaración. Fuente: captura Internet.

Lo que se quiso erradicar en 2010 es el uso injustificado: “María solo toma Malbec”. Aquí, la tilde no es necesaria porque no hay ambigüedad posible entonces no hay justificación para tildar. Más allá de acompañar en el duelo, mi propósito era aclarar una de las dudas que más se repiten. Espero que haya servido para calmar enojos y para entender que a veces el uso de esa tilde no era más que un antojo porque no había confusión posible. Mejor, la podemos guardar para ponerla en tantas mayúsculas que aparecen solas, pero ese será tema de otro día.

 

 

0 comments on “Las cosas y las palabras: solo sé que “solo” ya no lleva tilde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: