Noticias

«La otra mirada», una serie «para todos» escrita solo por mujeres

Alba Lucío lidera uno de los pocos equipos de guion de la ficción española sin hombres

 

abc.es

Por Helena Cortés

«Es un error pensar que una serie feminista como “La otra mirada” es solo para mujeres. Nosotras escribimos para todos los públicos y para que sea interesante. Necesitamos contar también con los hombres y que se den cuenta de lo que nos preocupa, sufrimos o hemos callado mucho tiempo», reivindica Alba Lucío, coordinadora de guión de la segunda entrega de la serie de TVE ambientada en una moderna academia de señoritas de los años veinte. Ese «nosotras» no es una concesión al lenguaje inclusivo, sino una realidad, ya que las ocho nuevas entregas de la ficción que llegará muy pronto a La 1 están escritas íntegramente por cuatro mujeres: Irene Rodríguez, Ana Muniz da Cunha, Tatiana Rodríguez y la propia Lucío. «Es algo que está empezando a pasar ahora, pero desde luego no es habitual. Yo no había trabajado solo con mujeres hasta ahora», añade.

«La otra mirada», con un reparto mayoritariamente femenino encabezado por Macarena García, Patricia López Arnaiz y Ana Wegener, arrancó con un equipo de guión paritario liderado por Jaime Vaca, creador de la ficción junto con Josep Cister. Pero cuando Alba Lucío asumió el liderazgo en la sala de guionistas, decidió rodearse solo de mujeres.

Menos egos

«Las elegí a ellas en primer lugar porque me interesaban sus perfiles, las tres son muy buenas. Y luego porque es importante que seamos conscientes de que las mujeres en los equipos de guión somos minoría –menos del 20% según datos de CIMA, la asociación de mujeres cineastas–, así que tenemos cierta responsabilidad a la hora de formar equipo para incorporar a más mujeres al mercado. No es que tengamos que dejar de contratar hombres, pero hay que plantearse incluir más hasta que lleguemos al 50%», defiende la responsable de las tramas de esta producción de Boomerang TV, que reconoce también que el clima que se ha creado en la sala de guionistas es «diferente». «Lo principal que he notado es que hay menos egos, lo que hace que todo funcione de otra forma a la hora de respetar los tiempos, no interrumpirnos, dejar que hable alguien que no toma normalmente la iniciativa. Ha sido todo muy relajado», plantea.

¿Puede una mujer adaptarse a la sensibilidad masculina igual que un hombre a la femenina? «Si eres un buen guionista puedes escribir cualquier cosa. Nosotras tenemos la ventaja de que estamos acostumbradas a una forma de narrar muy masculina, primero porque los jefes de guión eran casi todos hombres, como los directores y los ejecutivos de la cadena; y tampoco existía la sensibilidad que hay ahora. Tenemos la ventaja de que hemos aprendido a trabajar bajo ese punto de vista y la parte femenina nos sale de forma natural. Debemos plantearnos cosas distintas, hacernos más preguntas, pensar que puede haber protagonistas y antagonistas, hombres y mujeres, de todas las edades».

Deporte y amor otoñal

Por ello, una de las principales tramas de los nuevos capítulos, que durarán 60 minutos, es el viaje amoroso en el que se embarca Luisa, el personaje de Ana Wagener, una de las veteranas profesoras de la escuela. «Es bueno que se visibilice a esas mujeres maduras que dan una segunda oportunidad al amor tras la viudedad», reivindica la actriz.

También hablarán de las pioneras del deporte femenino gracias a la incorporación de Carmen (Melina Matthews), la nueva profesora de gimnasia. «¿Correr? ¿Sin huir de nadie?», se preguntan las alumnas en la ficción antes de empezar a calentar para su primera clase. «En aquellos años, las mujeres se acababan de incorporar al mundo del deporte y participaban en disciplinas en las que apenas hubiera contacto físico, como el tiro con arco. Competían con tocados y faldas larguísimas. Es un asunto que hoy está de total actualidad por cuestiones de conciliación, sus uniformes, etcétera. Aunque la visibilidad de los deportes femeninos está mejorando, siguen siendo minoritarios», apunta Lucío.

También quisieron abordar cuestiones relacionadas con la raza y la clase social. «Esto se refleja en el personaje de Inés (Dariam Coco), que no solo es una chica negra en un mundo de blancos, sino también una joven de clase baja rodeada de señoritas, porque en aquel momento las chicas pobres no estudiaban. Me interesaba abordar el feminismo con una mayor amplitud y hablar de todo tipo de mujeres», subraya Lucío.

Incluso harán cierta autocrítica, al tratar la posición de la mujer en el cine, gracias a la intervención de Javier Ambrossi y Javier Calvo, que interpretan a un famoso actor y director de la época, respectivamente. Ambos animarán a las chicas a mostrar, a través de imágenes, su visión del mundo. Como hacen hoy las mujeres de «La otra mirada».

 

 

0 comments on “«La otra mirada», una serie «para todos» escrita solo por mujeres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: