Noticias

El nido del Kau: Kauitas y kauitos

laverdadnoticias.com

Por William Casanova

Casi 18 años han transcurrido desde que escuché por vez primera el “chiquillas y chiquillos”. Tres sexenios ya desfilaron. Tres presidentes, emanados de dos partidos políticos con siglas distintas, han pasado. El tiempo suficiente para que los especialistas en violencia de género aporten un balance de la imposición gubernamental del llamado lenguaje incluyente.

Mientras se celebraba el Día de la Libertad de Expresión, el viernes pasado, la Real Academia Española (RAE) le corrigió la plana a la Secretaría de Cultura de Ciudad de México, que difundió en sus redes sociales un promocional para que “entre todes” participen en un “Ritual tecnochamánico”. La RAE respondió: “El uso de la letra ‘e’ como supuesta marca de género inclusivo es ajeno a la morfología del español, además de innecesario, pues el masculino gramatical ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género”.

Desdoblar en masculino y femenino algunas palabras, utilizar todxs, tod@s o todes, así como separar entre lenguaje sexista y lenguaje inclusivo, ha sido una moda promovida desde instituciones gubernamentales y asociaciones civiles, a veces practicada por algunos sectores de la población hispanohablante.

Obligatorio para los servidores públicos, para los discursos y los comunicados oficiales, la realidad nos ha conducido por un sendero muy lejano al de la teoría que originó esa propuesta gramatical. En vez de la inclusión, promovió la exclusión.

Investigadora Emérita del Instituto de Investigaciones Filológicas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Miembro de Número de la Academia Mexicana de la Lengua y de El Colegio Nacional, la lingüista Concepción Company Company lo expuso recientemente: “Si yo pregunto ¿cuántos hijos tiene?, supongo que piensa en hijos e hijas, en todos; pero si yo le pregunto ¿cuántas hijas tiene?, quedan excluidos los varones; ésa es la prueba de que el masculino es indiferente”.

La especialista lleva tiempo diciendo que la manera gramatical de empoderarse las mujeres y de excluir a los hombres, si así lo desean, es decir todo en femenino. “Si decimos estimadas todas, así haya hombres presentes, estos automáticamente se hacen invisibles, quedan fuera. Entonces, no sé por qué tenemos que desdoblar si el femenino es la herramienta poderosa para excluir”, añade.

A su vez, el narrador, ensayista, poeta y crítico literario Juan Antonio Rosado Zacarías, explica que el humanismo incluyente suena bonito en la teoría pero en la realidad, sin embargo, nada cambia.

“Una amiga, feminista, me comentaba hace poco que decir y escribir niños y niñas, maestros y maestras, así como una arroba o una equis dizque para incluir a las mujeres en una lengua patriarcal o machista es una medida atroz que sólo ha servido para darles una palmadita en la espalda a las mujeres, a fin de que se sientan incluidas en el papel, mientras que en la realidad todo sigue igual o peor”.

Sostiene que “el mal llamado lenguaje incluyente es una cortina de humo” y recuerda que en Francia ya está prohibido: “El problema hoy radica en que los ignorantes confunden género gramatical con sexo, y ahora se nos obliga a pensar en sexo al escribir o hablar en discursos o documentos oficiales”.

Rosado Zacarías opina que, en el fondo, el “lenguaje incluyente” nos divide, nos separa y genera una absurda guerra de sexos: es un lenguaje de odio y separación. Su discurso incluyente resalta y subraya las diferencias, en lugar de propugnar equidad. Entonces, se ha convertido en discurso de odio y segregación.

 

 

0 comments on “El nido del Kau: Kauitas y kauitos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: