Noticias

Hablar una lengua indígena complica acceso a mejores empleos e ingresos

En México, el hablar una de las 68 lenguas indígenas existentes implica una mayor desventaja para tener mejor ingreso, empleo y educación, señala estudio de Oxfam.

 

expansion.mx

Por Cristóbal Martínez Riojas

Hablar una lengua indígena en México es uno de los mayores obstáculo para acceder a oportunidades que mejoren los niveles de ingresos, empleo y educación, e incluso es más desventajoso que el color de piel, de acuerdo con el informe “Por mi raza hablará la desigualdad”, presentado este martes por OXFAM.

“Entre más familiaridad tienen las personas con las lenguas indígenas, menor es su probabilidad de hacerse de ventajas económicas”, indica el informe que analiza la relación entre las características étnico raciales de las personas y la desigualdad social.

Los hablantes de lenguas indígenas tienen 263% más probabilidades de ubicarse en el escalón de ingresos y riqueza más bajo del país que los que no las hablan. La probabilidad que aumenta a 280% si son mujeres hablantes.

En México, existen 7.3 millones de personas que hablan alguna de las 68 lenguas indígenas reconocidas en el país, de acuerdo con datos del INEGI y el gobierno federal.

Las comunidades hablantes de lenguas indígenas se enfrentan a “fuertes desventajas sociales”, detalla la investigación encabezada Patricio Solís, investigador del Colegio de México (Colmex).

“Entre quienes hablan lenguas indígenas, más de la mitad (63.9 %) pertenece al quintil económico más bajo, mientras que solo 2.9 % se ubica en el más alto”, arroja la investigación.

El perder la lengua indígena materna implica para los hijos de quienes la hablan igualar sus oportunidades económicas con quienes no provienen de hogares con hablantes de estos idiomas.

“Parecería entonces que la pérdida de la lengua materna indígena, en lugar de implicar para los hijos de hablantes una desventaja en términos de sus oportunidades de vida, se asocia a la igualación de oportunidades”, dice el informe, en coautoría con Braulio Güemez Graniel y Virgnia Lorenzo Holm.

En ese contexto de discriminación, se explica la razón por la cual los padres hablantes de lenguas indígenas no quieren que sus hijos utilicen esos idiomas, para que tengan mejores oportunidades económicas y mejor expectativa de movilidad social ascendente, sugieren los investigadores.

“Son las personas hablantes de lenguas indígenas quienes tienen mayores desventajas”, añade. Los otros factores que inciden en la desigualdad de oportunidades son: el ser indígena, negro o mulato y el color de piel.

El informe precisa que el factor de hablar una lengua indígena no minimiza los efectos negativos de las otras dos características étnico-raciales de juegan para determinar el acceso de oportunidades en México según se tengan una o más de ellas.

De ahí que en México, hay un perfil que tiene las mayores desventajas económico-sociales para aspirar a una mejora vida y es:

“Personas hablantes de lenguas indígenas, las que se autoadscriben como indígenas, negras o mulatas, y quienes tienen tono de piel más oscuro, presentan menores probabilidades de alcanzar la educación superior, las posiciones ocupacionales de mayor jerarquía, y el quintil de riqueza más alto”, describe el informe.

 

 

 

0 comments on “Hablar una lengua indígena complica acceso a mejores empleos e ingresos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: