Noticias

¿Por qué el guaraní corre riesgo de desaparecer?

En el Día Nacional del Guaraní, que se recuerda este domingo, estudiosos de la lingüística analizaron la situación en la que se encuentra la lengua madre del Paraguay. Hablan de los motivos por los cuales corre el riesgo de desaparecer.

 

ultimahora.com

Por Daisy Cardozo Román

El guaraní es la lengua materna del Paraguay desde mucho antes de la época de la Independencia (14 y 15 de mayo de 1811). No obstante, tardó más de siglo y medio para convertirse en el segundo idioma oficial del país.

Recién el 25 de agosto de 1967 fue reconocido, por primera vez, en la Constitución Nacional, por lo que todos los años se conmemora en esa fecha el Día Nacional del Guaraní.

Sin embargo, “es preocupante” la situación actual de este legado de los ancestros guaraníes, y uno de los símbolos de la identidad paraguaya, según señalaron los estudiosos de esta lengua.

De acuerdo con la Secretaría de Políticas Lingüisticas (SPL), el Ava Guaraní es una de las lenguas indígenas en peligro de extinción, que según el último censo tiene una población de 17.921 habitantes, pero solo el 5,84% utiliza su propia lengua.

El bajo porcentaje se debe a que la mayoría de estos nativos mantienen como contacto lingüístico el guaraní paraguayo, que es una variedad de la lengua ancestral, que a su vez, está perdiendo fuerza ante la influencia del castellano.

A criterio del lingüista Miguel Verón, miembro de la Academia de la Lengua Guaraní (ALG), el guaraní paraguayo podría ir perdiendo hablantes a medida que pasan los años por el poco uso que se le da en la sociedad.

En 2002 se registró que era hablado por el 87% de la población paraguaya, que es el último dato oficial. Mientras que una publicación periodística en 2012 señala que ese porcentaje disminuyó en un 10%.

¿Qué es el guaraní paraguayo?

Verón es uno de los importantes estudiosos de la lengua madre del Paraguay, y para dar contexto al tema hizo una pincelada sobre las más de 50 variedades dialectales que tiene el guaraní en toda la región, y señaló al respecto que estas no son incomprensibles entre sí.

Por dar un ejemplo, citó al castellano que tiene una manera de hablarse en España y otra en países de Latinoamérica, pero que, de igual forma, se puede entender. En ese mismo escenario se encuentra el guaraní.

Para mí es un craso error desde el punto de vista lingüístico decir: ‘es lo mismo el guaraní paraguayo que el jopará’

“Yo hablo con el Mbya Guaraní y entiendo. Cuando escucho el guaraní correntino, entiendo. También estuve en Dorados, Brasil, donde me entregaron un libro de salud (en guaraní) y se entendía al leer. Las variedades dialectales son comprensibles una con la otra”, remarcó.

Señaló que el guaraní paraguayo también es una variedad dialectal o “un dialecto más”. Seguidamente, dejó claro lo que no es. “Para mí es un craso error desde el punto de vista lingüístico decir: es lo mismo el guaraní paraguayo que el jopara”.

En 2017, el alemán Guido Kallfell había presentado una tesis en la Feria de Lenguas de Paraguay, sosteniendo que el jopara era el guaraní paraguayo que se habla desde hace siglos.

En contraposición a esto, Miguel Verón ratificó su afirmación. “La característica del guaraní paraguayo, para mí, es que tiene muchos préstamos del castellano, y el guaraní más elaborado, más académico, tiene menos. ¿Y quién habla el guaraní elaborado? La gente que estudia el idioma”, dijo sobre el guaraniete o guaraní puro.

No obstante, indicó que el guaraní paraguayo es más coloquial o popular, y citó algunas formas: “Oime peeipi, dicen algunos pero ‘oime pérupi’ (estará por ahí) es el más estandarizado. Se dice ‘ajogua che pantalonrã’, pero en guaraní es ‘ajogua che kasõ mbukurã’ (compré para mi pantalón)”.

Sobre el jopara, el lingüista añadió que tiene influencia del guaraní, pero con un vocabulario muy reducido y, predominantemente, del castellano.

¿Cuáles son los riesgos?

Paraguay alberga a seis lenguas indígenas de la familia lingüística Guaraní, que son parientes entre sí: el Ava Guaraní, Ache, Guaraní Occidental, Paĩ Tavyterã, Mbya Guaraní, y Guaraní Ñandéva.

Sin embargo, para Miguel Verón estos son dialectos, a los que les suma el guaraní paraguayo. Incluso, aseguró que por esto el país tiene siete variedades dialectales en total.

2019 fue proclamado como Año Internacional de las Lenguas Indígenas por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a fin de promoverlas, protegerlas y mejorar la vida de quienes las hablan.

Según Nieves Montiel, directora de Documentación y Promoción de Lenguas de la SPL, todas las lenguas indígenas están en peligro, pero apuntó con relación a la familia Guaraní, que la más apeligrada es el Ava, seguido por el Guaraní Occidental, cuya lengua propia es hablada por el 20% de la población originaria, y el Mbya por un 40%.

En ese sentido, Verón coincidió con la Secretaría de Políticas Lingüísticas, en que el peligro de extinción es mundial. Agregó que 4.000 lenguas originarias corren el riesgo de desaparecer, lo que “técnicamente” para él se traduce en casi todas.

“En una generación pueden desaparecer si los hablantes y los estados no se movilizan. Significa que para esto se necesita políticas públicas y planificación lingüística. Tiene que haber política, y que de la política se desprenda la planificación”, acotó. Aseguró, que se tiene que planificar así como se hace con la economía, “para el presente y el futuro de las lenguas”.

También fue consultado si alguna vez pasaría lo mismo con el guaraní paraguayo, y consideró que no. “No va a ir perdiendo hablantes, pero creo que sí al guaraní parlante”, argumentó. “No creo que muera, pero el guaraní está perdiendo campo con respecto al castellano”, reflexionó en otro momento.

Reveló que su mayor preocupación es el poco y superficial conocimiento que hay de la lengua madre y el poco uso oficial que existe en el país. Argumentó que cada día se asemeja más al castellano, y que es como “la piedra” en el sistema educativo, que lo estableció como obligatorio desde 1992.

“Hay que leer a los clásicos, hay que escuchar a los hablantes, a las abuelas y a los abuelos, hay que escuchar a Emiliano R. Fernández, a los grandes poetas, hay que leer las pocas novelas, como el Kalaito Pombéro, hay que leer a Antonio Ruiz de Montoya, hay que nutrirse del conocimiento de los referentes”, recomendó.

La única forma de hacer frente a esta situación es con políticas reales desde el Estado para preservar el idioma guaraní y la lengua de los pueblos originarios. Este es el punto en el que convergen la SPL y la Academia de la Lengua Guaraní, para salvar a un símbolo de la identidad nacional.

 

 

 

0 comments on “¿Por qué el guaraní corre riesgo de desaparecer?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: