Noticias

Mamarre y otras palabras que el reguetón nos regaló para ampliar nuestro vocabulario

actitudfem.com

POR: VERÓNICA CASTAÑO

Hace cerca de 14 años el reggaeton remplazó a la salsa y a la cumbia de las fiestas, en la mayoría de los países de América Latina.

Aunque su origen se remonta a los años 70, en Panamá, fue en 2005 cuando este ritmo se apoderó de todo el continente, hipnotizando a millones con su ritmo y letras soeces.

Con el trascurso de los años, cada vez era más común escuchar estas melodías en fiestas y reuniones. El reggaetón se impuso, con movimientos sensuales, contoneos de caderas y bailes que hacían una clara alusión al sexo frenético y demencial.

Pronto supimos que este movimiento, casi de apareamiento, se llamaba perrear y bailarlo suponía una especie de iniciación sexual y una mofa descarada a las sociedades más conservadoras que aún reprimen el deseo carnal.

Por otro lado, nos guste o no, es una verdad fehaciente que la mayoría de su contenido apunta al machismo y a valores que no contribuyen a un mejoramiento social. Además, musicalmente, este género, no exige mucho: la mayoría de esta música se hace únicamente con tres acordes y vocalmente no necesita de la mejor dicción para lograrlo.

Como sea los bailes, melodías, letras y palabras del reggaeton forman parte, actualmente, de decenas de movimientos contraculturales e incluso han enriquecido (para bien o para mal) nuestro vocabulario, convirtiéndose en verdaderos hallazgos lingüísticos.

Sólo hace falta sumergirse en la gran cantidad de canciones que existen en diversas plataformas musicales para darse cuenta de la riqueza lingüística que sus letras ofrecen. Después de todo, la lengua es un ente cambiante.

Aballarde:  Hombre bien dotado y que es mejor en la cama que otros.

Arrebatao: Estar bajo el efecto de las drogas.

Bellaco (a): Persona que desea tener sexo.

Bemba: Labios gruesos y grandes.

Buduska: Gordibuena.

Buscabulla: Fiestero.

Cameltoe: La línea que permite apreciar los labios mayores de la vulva de la mujer bajo la ropa muy estrecha o ajustada.

Camón: Persona que de tantas relaciones sexuales sin protección está contagiada de una ETS.

 

Chinchorro: Hombre celoso

Choca: Pensar mucho en alguien.

Chocha: Órgano sexual femenino.

Corbeja: Forma vulgar de denominar a la persona que mantiene relaciones sexuales a cambio de dinero.

 

Dembow: Baile con movimientos sensuales y sugerentes.

El Perro: SIDA.

Encojonarse: Enojarse muchísimo.

Fantasmeo: Cuando alguien sólo quiere tener sexo contigo y desaparecer después.

 

Flow: Tener estilo al cantar o bailar.

Gata: Mujer sexy y sensual al bailar.

Guillao: Presumida.

Guayando: Bailar pegado.

Jangueo: Salir a pasear

 

Mahón: Pantalón jeans bien apretados. “Ella lo baila pegao, y el mahón bien apretao”

Mamarre: Es el momento en que el climax de una fiesta comienza.

Marrayo: Erección que se nota a través de la ropa

Mulo: Que es de gran tamaño

Pichaera: Cuando tratas de hablar con alguien, pero esa persona te ignora.

 

Que me lleve el tiburón: Cuando un hombre lleva a una mujer a un motel.

Rebuleo: Pelea o discusión.

Soplapote: Sopla pollas, gay.

Tiraera: Guerra lírica, ataque verbal musical.

Torta: Dinero

Va sin jockey: Salir sin novio.

 

 

 

0 comments on “Mamarre y otras palabras que el reguetón nos regaló para ampliar nuestro vocabulario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: