Noticias

¿Qué es una lengua franca?

radiociudadhabana.icrt.cu

Por Gina Picard

Se me ocurrió esta pregunta mientras veía la serie Vikingos, coproducción irlandocanadiense de History Channel, al escuchar el extraño idioma hablado por los actores que encarnan a los vikingos, y el no menos extraño francés hablado en París por los súbditos y nobles francos del emperador Carlos el Calvo, descendiente del gran Carlomagno. Había escuchado el término en otras ocasiones, pero la curiosidad me llevó a indagar si era en verdad lo que yo pensaba: una corrupción del latín ya muy corrupto o bajo latín hablado por las legiones y colonos romanos en sus asentamientos en las Galias.

Pero me equivocaba. Lo que hablan los personajes noruegos, suecos y daneses de la serie es una forma del nórdico antiguo, mientras que los francos hablan una forma antigua y ruda del francés actual, probablemente la conocida como lengua de Oil, hablada en el norte de Francia y muy diferente del fluido y elegante provenzal o lengua de Oc, hablada en el sur de ese país.

En realidad, lo que conocemos como lengua o lingua franca es cualquier lengua o idioma, generalmente impuesto por un grupo o nación poderosos sobre conquistados o grupos más débiles para salvar las diferencias existentes entre idiomas diferentes. Un recurso para establecer la comunicación entre diferentes grupos parlantes, con fines generalmente económicos, sociales y de dominación.

Las lenguas francas han existido siempre. En Occidente la primera conocida es el griego, aunque antes pudo haber otras que no han llegado a nosotros, y más tarde el latín, que se extendió por todo el territorio del imperio romano, hasta que la dialéctica de la historia hizo de él una lengua muerta. Luego fue nuestro castellano la lengua franca en la conquista y colonización del Nuevo Mundo. Las lenguas francas, según se desprende del análisis de los estudiosos, son coyunturales y tienden a desaparecer o a debilitarse hasta volver a su primitivo estadio local.

Contrariamente a lo que pueda suponerse, una lengua franca no parece estar determinada por la cantidad de personas que la hablen, sino ser resultado del quehacer de grupos de élite que ostentan algún tipo de poder. El caso del inglés es particularmente interesante, ya que es la lengua de las dos últimas potencias imperiales de la historia: Inglaterra y Estados Unidos, sin embargo no es la lengua materna de la mayoría del planeta.

La globalización, con sus tendencias fuertemente estandarizantes, ha tenido en el terreno de la cultura, y también en el de la política, una respuesta exacerbada de los nacionalismos, lo que ha traído por consecuencia que a pesar de la enorme difusión del inglés provocada por el mundo digital, en el que es la lengua más empleada y en la que por excelencia se escribe la mayor parte de la documentación científica y cultural que circula en la red de redes, ha comenzado a sufrir un rechazo de lo más curioso, del cual se suele citar como ejemplo la negativa de los daneses a aceptarlo como la lengua de su enseñanza universitaria. En las antiguas colonias inglesas tiene que compartir hablantes con las lenguas nativas, como en el caso de India y Paquistán. Si además se tienen en cuenta los miles de millones de individuos que en el planeta carecen de todo acceso a internet y que quienes lo disfrutan residen mayoritariamente en Occidente, resulta que el inglés viene siendo algo así como una lengua de élites económicas y culturales. Por número de hablantes ni siquiera tiene el primer lugar entre los idiomas hablados hoy en el mundo.

Pero aun así, se piensa que el inglés seguirá siendo por mucho tiempo la lengua franca en la Tierra, aunque los chinos le “muevan el piso” con el mandarín, cuyo estudio abarca hoy una cifra estimada en más de cien millones de personas en todo el planeta, aparte, por supuesto, de los mil trescientos millones de chinos que lo tienen, a su vez, como lengua franca dentro de las fronteras de ese enorme país asiático que promueve su idioma nacional con fuerte apoyo gubernamental, con el fin de secundar su tremenda eclosión en el mercado internacional. Los chinos son muy nacionalistas y se niegan a aprender otros idiomas, mucho menos el inglés, por tanto quienes deseen comerciar con ellos deberán hacerlo en la lengua franca del Celeste Imperio. Ni más ni menos.

Espero que esta aclaración impida que muchas personas caigan o continúen en el error en que yo estuve hasta hoy. Y sobre todo sepan que las lenguas francas, por asombroso que parezca, están llamadas a desaparecer reemplazadas por el regreso de la Babel lingüística que cuenta la Biblia en el principio de los tiempos, porque en ese futuro que parece de ciencia ficción ya no serán necesarios idiomas intermediarios: el traductor de Google asegurará la comunicación entre la especie humana. ¿No le suena eso, lector, un poco escalofriante? ¿Y si se va la luz? Francamente…

 

 

 

0 comments on “¿Qué es una lengua franca?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: