Discusión

Creencias y actitudes de jóvenes universitarios sevillanos hacia las variedades normativas del español de España: andaluza, canaria y castellana

Autora: Juana Santana Marrero

Resumen

En este trabajo se estudia la percepción de un grupo de estudiantes universitarios sevillanos, sin conocimientos especializados sobre la variación geográfica y social del español, hacia las variedades andaluza, canaria y castellana. Los resultados revelan la presencia significativa de juicios negativos hacia su propia modalidad de habla, tanto en lo relativo a la pronunciación como a su asociación con un estatus social bajo. No obstante, se produjo un incremento de consideraciones positivas cuando se les pidió la valoración de los habitantes de su región, los andaluces. La variedad castellana, que se identificó como la forma de hablar más prestigiosa, recibió las valoraciones más positivas: fue considerada una pronunciación clara y sus hablantes se asociaron a una posición social elevada. En tercer lugar, las creencias sobre la variedad canaria reforzaron algunos tópicos como la dulzura del acento.

 

1 Presentación

Esta investigación se inserta dentro del Proyecto para el Estudio de Creencias y Actitudes hacia las Variedades del Español en el Siglo XXI (PRECAVES-XXI), cuyo fin último es conocer la percepción que tienen los hablantes de diferentes áreas del español hacia las ocho variedades normativas de nuestra lengua, incluyendo la suya propia. De este modo podremos llegar a conocer qué modalidades despiertan valoraciones positivas, con la consiguiente actitud de reconocimiento y prestigio hacia ellas, y cuáles generan juicios negativos, de donde cabe esperar un sentimiento de inferioridad lingüística con respecto a otras variedades consideradas más prestigiosas y el posible rechazo que dicho acento pudiera generar. Este trabajo se enmarca, a su vez, dentro del Proyecto Patrones Sociolingüísticos del Español de Sevilla (PASOS-SE),1 que está financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad del Gobierno de España y por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional.

En esta ocasión se recogen los resultados parciales obtenidos en la ciudad de Sevilla acerca de la percepción que tienen estudiantes de Filología sevillanos (nacidos y residentes en la capital hispalense o en la provincia), que no cuentan con conocimientos especializados acerca de la variación dialectal y social del español, sobre las tres modalidades normativas del español de España: la andaluza, la canaria y la castellana. Los principales intereses de este estudio residen en conocer si se establecen lazos de unión entre los acentos meridionales, donde se incluye la variedad de los encuestados, con valoraciones que pueden oscilar hacia el polo positivo o hacia el negativo; y saber qué juicios genera el acento más septentrional, con cuyas soluciones lingüísticas presentan más distancia los sujetos encuestados y que, en otras ocasiones, ha sido relacionado con el modelo del buen hablar (Ropero Núñez y Pérez Santamaría, 1998; p. 283. 278 y ss.; Santana Marrero, en prensa). Al estar incluida la variedad propia entre las valoradas, podremos conocer también si el acento local, que constituye un factor de identidad social y cultural, actúa como un estímulo que genera connotaciones positivas o negativas entre sus usuarios.

2 Marco teórico y metodológico

Los estudios sobre creencias y actitudes constituyen un campo de trabajo ampliamente desarrollado en la sociolingüística española (López Morales, [1989] 2004; pp. 286–297; Moreno Fernández, [1998] 2005; pp. 177–190; García Marcos, 2015; pp. 83–108). Sin pretensión de ser exhaustivos, señalamos varios estudios que se han realizado sobre diferentes variedades del español (Chiquito y Quesada Pacheco, 2014; Cestero Mancera y Paredes García, en prensa) y sobre comunidades bilingües (Rojo Sánchez, 1981; Blas Arroyo, 1994; 1996; Gómez Molina, 1998; Buzón García, Gómez Devís y Gómez Molina, 2017). Por su parte, las áreas dialectales seleccionadas para esta investigación también han recibido atención desde esta perspectiva. En cuanto a la variedad andaluza, hay trabajos que sondean las creencias de entornos específicos como el educativo o el de los medios de comunicación (García Marcos y Manjón-Cabeza Cruz, 1988; García Marcos y Fuentes González, 1996; Díaz Salgado, 2002; Manjón Cabeza-Cruz, en prensa; Santana Marrero, en prensa) o los que trabajan con sectores poblacionales más generalizados distribuidos según criterios sociolingüísticos (Ropero Núñez y Pérez Santamaría, 1998). De forma general se perciben valoraciones positivas hacia la modalidad propia, junto con la consideración del acento del español centro-norteño como el modelo del buen hablar. Para el español hablando en Canarias se han analizado los juicios emitidos hacia su modalidad de habla por parte del colectivo de docentes (Morín y Castellano, 1990), el de estudiantes (González Cruz, 2006; Hernández Cabrera y Samper Hernández, en prensa) o el de otros sectores poblacionales sin especialización específica (Almeidaa, 1994). En una línea similar a nuestra investigación, González Cruz (2006) pone en relación las creencias de un grupo de estudiantes canarios universitarios acerca de su propia variedad con la modalidad dialectal que se habla en el norte peninsular. Los resultados obtenidos reflejan cómo la pronunciación autóctona se considera muy agradable, mientras que la peninsular se sigue percibiendo como la más prestigiosa, característica que, como se ha dicho, también se ha observado en estudios sobre la modalidad andaluza. En tercer lugar, la zona centro-norteña ha recibido atención recientemente en los trabajos de Yraola (2014), Cestero Mancera y Paredes García (2015a), Paredes García y Cestero Mancera (en prensa a) y (en prensa b), con resultados interesantes acerca de cuáles son las creencias que poseen distintos colectivos de habitantes de la zona (bien estudiantes universitarios o bien sujetos clasificados según diferentes variables sociales) sobre su propio acento. La valoración que hacen estos informantes de su variedad es, en términos generales, alta.

Seguir leyendo 

0 comments on “Creencias y actitudes de jóvenes universitarios sevillanos hacia las variedades normativas del español de España: andaluza, canaria y castellana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: