Noticias

Las lenguas no son cultura

libertaddigital.com

Hace ya mucho tiempo que las lenguas en España han dejado de ser una herramienta de comunicación para convertirse en un instrumento de extorsión y dominio. Esa extorsión ha sido planificada y llevada a cabo por caciques territoriales en nombre de identidades heridas por la historia y sometiendo a la población a un sentimiento de culpa por su debilidad presente.

Neutralizados por esa culpa inducida, casi nadie se ha atrevido a rechazar el acoso lingüístico y, mucho menos, a señalar a esas lenguas como instrumentos de domesticación.

Nadie se ha atrevido a reivindicar lo evidente, el propio derecho a defender los intereses lingüísticos propios, como hacen los gestores políticos de las lenguas regionales. Es razonable reconocer el derecho egoísta a lo propio, a lo que forma parte de tu identidad, de tu sangre, de tus ideas. Siempre que tengan el mismo derecho los demás. Es aún más razonable abogar por la defensa de los ideales universales. Pero es de estúpidos renunciar a defender tu propia lengua en nombre de la imposición de la lengua que te excluye, te humilla y te convierte en extranjero.

La lengua de Cervantes, el castellano, hoy el español, la lengua común de los españoles, es parte de mi capital, de mis intereses, de mi corazón y mis emociones, la manera más hermosa que tengo de relacionarme con mis semejantes y de expresar mis más íntimos deseos. Si hay algo que me define con más intensidad es la sensibilidad que mana de su alma y me conecta con pasajes inolvidables de aquellos que la amaron con intensidad. “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aurelio Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos”: así comienza Gabriel García Márquez Cien años de soledad, esa circunstancia orteguiana que me explica y nos nombra.

¿Con qué derecho se arrogan los Gobiernos nacionalistas y sus pederastas lingüísticos la potestad de robar a los niños el alma de sus padres, la cultura de su patria? Nadie les impide cultivar su lengua, ni entregar a sus hijos los tesoros que atesora por y con todos los medios, pero no tienen una sola disculpa para pisotear los derechos de los demás.

Ahora que nadie se puede engañar en Cataluña, y que el odio contra la lengua española la ha hecho desaparecer del callejero, de los medios, de las instituciones, de la escuela… y se la tiene por enemiga y extranjera, será cuestión de tomar conciencia, salir de la alienación inducida y reivindicar nuestro derecho al egoísmo. Nada que no recojan los manuales de supervivencia. Hasta el Código Penal te otorga el derecho a la defensa propia. No más genuflexiones. ¿Cómo hemos podido llegar a renunciar a la evidencia, al pragmatismo, al sentido común en nombre de la identidad? Las lenguas regionales han dejado de ser cultura para convertirse en instrumentos de dominio y extorsión. Para cada uno de nosotros, la lengua propia es la mejor. No hay discusión posible. Y cada lengua es un trozo de cultura de la humanidad. Pero no todas las lenguas son iguales. Unas te dan más ventajas que otras. No es lo mismo el inglés, el alemán o el español que el catalán. Y esta evidencia se está arrebatando a las clases castellanohablantes más humildes en Cataluña, mientras sus dirigentes educan a sus hijos en colegios trilingües. ¿Cómo nos hemos dejado engatusar por estas patrañas?

Per un país de tots, l’escola en català¿Cómo nos hemos dejado persuadir por un sofisma tan ruin y supremacista? ¿En qué se ha convertido la sociedad catalana para dejarse embaucar por este insulto a la inteligencia?

 

Por 

0 comments on “Las lenguas no son cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: