Noticias

La narrativa oral debe considerarse un arte verbal, asegura María-Cruz

nvinoticias.com

En la búsqueda para que la tradición de narrativa oral se considere un arte verbal, digno de los más complejos y exhaustivos análisis formales, María-Cruz La Chica (Madrid, 1985) recorre las comunidades indígenas de Chiapas y explora los límites disciplinarios entre la antropología y los estudios literarios para sostener la idea de que lo oral mantiene su misticismo, importancia y valía aun cuando la escritura se instale.

Pensar la cultura a través de la narrativa es lo que ha llevado a la investigadora a conocer comunidades hablantes de distintas lenguas indígenas en la entidad. Como el libro Narrativa de tradición oral maya tojolabal, recién presentado el INAH y el Instituto de Estudios Indígenas de la Unach en San Cristóbal de Las Casas, en el que registra textos transcritos sin censura; recoge las palabras de los narradores y transcribe al español, bajo una propuesta de traducción que -dentro de los límites de la corrección gramatical- respeta el ritmo, las metáforas y la repetición de la lengua original. De modo que los escritos están dispuestos a dos columnas: una columna en tojolabal y otra en español, numerados para que se puedan identificar las citas, el cotejo y el cuestionamiento de la traducción propuesta.

“El libro consiste en una recopilación, transcripción y traducción al tojolabal de un conjunto de textos de tradición oral de 37 versiones; cuenta con un prólogo de Aurelio González, investigador experto en tradición oral de El Colegio de México y un breve estudio introductorio preliminar hecho por mí, en el que se incluye la descripción de quiénes son los tojolabales, de las metodologías que seguí para realizar el registro de los textos y para la transcripción de los mismos; además, se comparte un análisis y una descripción de dicha lengua hecha por Alejandro Curiel, experto en lingüística tojolabal”, asegura la autora.

Continúa el contenido con la narrativa oral en torno a “El origen de los animales”, “El pecado original”, “Los hermanos y la miel”, “Los hermanos rayo”, “El hombre y el viento”, “El maíz y la hormiga arriera”, “La bolita de pozol”, “Sombrerón y la mula”, “Juan haragán y el zopilote”, “La sapa y la coneja”, entre otros, y cada tema cuenta con dos o más versiones.

En total, el libro contiene 37 versiones que existe en la memoria de los narradores tojolabales y que ha sido, en muchas ocasiones, registrado y comentado en libros antropológicos y lingüísticos, y de carácter divulgativo. Sin embargo, María-Cruz La Chica considera que la narrativa de tradicional oral no se ha considerado valiosa en sí misma, sino como un estadio previo de la gran literatura escrita: “Se ha pensado (a la narrativa de tradición oral) como un primer estadio primitivo, en una suerte de evolución hacia la gran literatura y yo defiendo que no es así, porque las sociedades que no tienen tradicional escrita tiene complejos y bellos cuentos, historias, fabulas y narraciones míticas de una complejidad formal y de contenidos muy grandes, que no precisa de ninguna otra cosa y no está carente de nada porque sea oral. Lo oral no es solamente lo contrario de lo escrito, sino una forma específica de cultura y, en este caso, de literatura”.

Argumenta que la prueba de que la narrativa oral no es el estadio previo de la literatura es que cuando la gente (los pueblos) aprende a escribir; es decir, la tradición escrita se instala, los cuentos no dejan de existir, se siguen contando, por lo tanto –defiende- se habla de una cosa diferente, de otro tipo de arte.

“Mi mayor interés es que la tradición de narrativa oral se considere un arte verbal digno de los más complejos y exhaustivos análisis literarios y formales, y que por ello se respeten sus formas con todas las herramientas que la lingüística y filología pone a disposición de los estudiosos encargados otras literaturas.”

Narrativa de tradición oral maya tojolabal volverá a ser presentado en Casa de Humanidades de la UNAM en la Ciudad de México, el próximo 11 de octubre. En Chiapas, el ejemplar podrá ser consultado en la Biblioteca del Instituto de Estudios Indígenas de la Unach.

 

Por Lucía Sarauz Gutiérrez

0 comments on “La narrativa oral debe considerarse un arte verbal, asegura María-Cruz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: