Noticias

Darío Villanueva: “Decir que la Constitución está hecha en masculino es echar un borrón sobre ella”

La crisis económica ha mellado la Docta Casa y, dice, la corrección política ha hecho mucho daño. ¿Hace falta un gestor?

 

elmundo.es

¿Por qué se va?

Es una decisión que tomé hace un par de años. Ingresé en la Academia hace una década, en 2008, y estando en el hospital por un accidente de coche me llamaron para decirme que me habían elegido como secretario. Allí estuve con García de la Concha y con José Manuel Blecua. Y desde diciembre de 2014, como director. La Academia es un compromiso muy grande. En vuestro periódico he visto unas interpretaciones que no son ciertas, que no me presento a la reelección por miedo a no ser reelegido. Estoy completamente seguro de que sería reelegido. La interpretación de que me voy por una frustración y un fracaso es una posverdad clarísima.

Y esa interpretación, ¿de dónde puede venir?

De un grupo que se ha dedicado a minar todo mi trabajo, igual que lo había hecho con Blecua.

¿Qué queda por hacer en la Academia?

Las cosas que empecé y que son ambiciosas y que por lo tanto tienen un recorrido. Yo ya hice la planta del nuevo diccionario, que será un diccionario digital, concebido digitalmente desde un principio. Elaborar esa planta fue complicado y está aprobada por todas las academias de la lengua española (Asale). Segundo, el Enclave RAE, que es una plataforma de servicios lingüísticos que se hizo conmigo, que ha estado lista desde enero. Acabo de estar en China porque allí ponen el español en Bachillerato y Secundaria y nosotros hemos ido a ofrecer el Enclave RAE, que resuelve todo el problema de documentación y materiales didácticos en una base digital e interactiva. No hay nada equivalente en ninguna otra lengua. También hay que continuar intensificando la Asociación de Academias de la lengua española. He viajado mucho y lanzado proyectos comunes que están terminando; por ejemplo, la semana próxima nos reunimos en Salamanca para cerrar un glosario de términos gramaticales, hemos empezado a hacer un diccionario fraseológico panhispánico, hemos montado el Congreso Internacional de la Lengua Española (CILE), que se celebrará en marzo el año que viene, y queda ya montada la reunión del congreso de las Academias en octubre de 2019 en Sevilla con financiación de Cajasol. Hemos creado la Academia de Guinea Ecuatorial y hemos sentado las bases para la Academia del Judeo-Español en Tel Aviv.

Hablemos de dinero.

Ha habido épocas muy boyantes en la historia de la RAE, pero no hay que olvidar que hace 10 años ocurrió lo de Lehman Brothers. El Estado le rebajó a la Academia un 60% su aportación, que en su mejor momento era la mitad del presupuesto. La fundación Pro RAE tenía un capital que era rendimiento muy próvido y eso ha bajado prácticamente a cero. Luego la venta de los diccionarios ha decrecido considerablemente. Y los patrocinios: antes había mucha más alegría y generosidad entre las grandes empresas. Me ha tocado lidiar con cuatro miuras a la vez.

Y lidió con la propuesta de reforma de la Constitución por parte del Gobierno.Eso fue una propuesta que vino de forma sorpresiva por parte de la vicepresidenta del Gobierno en julio y me puse manos a la obra. Movilicé una comisión de cuatro académicos presidida por Ignacio Bosque, que es el ponente de la Gramática y autor de un documento de 2012 sobre el sexismo lingüístico. Es una comisión paritaria integrada por Paz Battaner, Inés Fernández- Ordóñez, Pedro Álvarez de Miranda y el propio Bosque. El trabajo se llevará a una comisión delegada del pleno y la decisión final se tomará en pleno. Es algo sorprendente, algo que además no tiene mucho recorrido. ¿Quién cree que en este momento hay condiciones para una reforma de la Constitución? No se puede frivolizar en cuestiones de la lengua. Decir que la Constitución está hecha en masculino es echar un borrón a la Constitución, cuando deberíamos estar celebrándola.

¿A qué se va a dedicar cuando deje el cargo?

Seré académico, pues es un puesto vitalicio y pienso disfrutar de ello. Solo fui un año académico sin responsabilidades. Y sigo manteniendo clases en la universidad, porque nunca he querido desvincularme de la docencia. Me quedan dos años en activo antes de jubilarme pero voy a solicitar ser profesor emérito y tengo muchos compromisos editoriales y en el extranjero. Sobre todo un libro de las lecturas cinematográficas del Quijote, que es el desarrollo de mi discurso de ingreso en la Academia.

¿Cuál es el logro del que se siente más orgulloso?

Haber dado la cara ante cuatro tormentas fortísimas en el aspecto financiero, de haberlo intentado todo para superarlas. Logré que la Obra Social La Caixa patrocinara el diccionario en línea, que es un éxito extraordinario, tiene una media de 65 millones de consultas al mes. Con ese aporte anual nos compensó bastante la pérdida de diccionarios. Y de una empresa como Inditex los recursos para poner en marcha de nuevo el diccionario histórico que ya estamos haciendo también sobre una planta digital y que a medida que vamos avanzando en lemas hechos los vamos poniendo en la Red para la consulta de la gente. Lo segundo, la presencia de la Academia en la sociedad española. Ha sido una presencia significativa, tanto para bien y para mal. Tocamos fibras sensibles y hay controversia, pero la controversia siempre ha existido. Hay un asunto al que le he plantado cara, y que en ello soy portavoz de mis compañeros: la corrección política, la aplicación de la corrección política al diccionario. Nosotros jamás vamos a censurar el diccionario. Las palabras del diccionario nacen de la entraña de los hablantes. Y, en tercer lugar, creo que he avanzado mucho en la política panhispánica.

¿Vivimos en la cultura de la queja, como ha dicho?

Es el título de un libro de Robert Hughes y plantea la corrección política como el mito del niño siempre agraviado; la persona como una constante de quejas. Me pareció muy sintomático de lo que, en los 80, estaba empezando a ocurrir. Y ahí estamos. Esto va creciendo. No hay semana en que no trascienda alguna petición airada y agresiva para que la Academia retire una frase o una palabra. A eso nunca accederemos. He sido un paladín en el mantenimiento firme: la corrección política es una forma perversa de censura. La censura que ahora padecemos no viene del Estado ni de la Iglesia, ni de los partidos políticos, sino de una entidad gaseosa, no sabemos cuál es, en la que todo el mundo tiene la posibilidad de erigirse en censor, cualquiera puede ser censor.

¿Vivimos también en un mundo de eufemismos edulcorados?

Robert Hughes cuenta que en una revista médica un forense definía a un muerto grueso como persona no viva de tamaño no estándar. No podía decir ni muerto ni gordo porque era ofensivo.

¿El lenguaje se está simplificando?

Se está limitando el vocabulario entre los jóvenes, dicen los pedagogos, y eso es muy empobrecedor. Antes se resolvía con la lectura y la educación. El sistema educativo tiene como objetivo prioritario enseñar la lengua o lenguas de cada país. Algo no está funcionando bien.

¿Cuánto hay de gestor, de lingüista o de diplomático en el puesto de director de la Real Academia?

Hay las tres cosas, pero ahora hay una hipertrofia de la demanda de gestión y captación de recursos, frente a otras épocas.

¿Su sucesor tendrá un perfil más de gestor?

Hay intelectuales reconocidos, escritores leídos y con una agenda internacional intensísima que conocen muy bien Hispanoamérica y que han tenido, al mismo tiempo, una experiencia empresarial de nivel A. Me voy muy tranquilo.

0 comments on “Darío Villanueva: “Decir que la Constitución está hecha en masculino es echar un borrón sobre ella”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: