Noticias

El caso de dos niñas otomíes aprendiendo inglés

elindependientedehidalgo.com.mx

Bertha Guadalupe Paredes Zepeda y Moisés González Paulín

Actualmente, el bilingüismo y multilingüismo son una tendencia muy marcada en muchos países alrededor del mundo debido a una serie de factores, por ejemplo, países cuya lengua oficial es diferente a la propia, la necesidad de aprender otras lenguas por razones educativas, laborales, de investigación, viajes, por placer y, por supuesto no podemos dejar de nombrar, las corrientes migratorias, las cuales se dan principalmente en la búsqueda de una mejor calidad de vida en otro país de la que se tiene en el propio.

En nuestro contexto el bilingüismo se presenta entre los hablantes de una lengua indígena.

 

Por cuestiones meramente educativas-investigativas, un colega y su servidora nos cuestionamos sobre las estrategias de aprendizaje que los niños bilingües de escuelas primarias en nuestra región empleaban, si es que empleaban alguna, para el aprendizaje, en su caso, de una tercera lengua, es decir el inglés. Sin embargo, en esta ocasión, y por cuestiones de espacio, únicamente compartiremos una pequeña parte del estudio que se centra en la importancia de la conservación de una lengua indígena de dos niñas de una escuela primaria bilingüe en el Valle del Mezquital, en la localidad de Maguey Blanco.

Se nos permitió observar algunas clases de inglés a los alumnos de quinto grado de primaria y realizar entrevistas; nuestra intención era analizar, en medida de lo posible, las estrategias observables en los alumnos hablantes del hñähñu aprendiendo inglés. Es importante resaltar, para nuestra sorpresa, que no todos los niños hablaban hñähñu; esa fue la principal razón por la cual nuestro estudio se centró solamente en aquellos hablantes de dos lenguas: hñähñu y español.

Como suele suceder en este tipo de estudios, y en especial en las ciencias sociales, cuyo objeto de estudio generalmente son los seres humanos, independientemente de los hallazgos académicos nos encontramos con un par de chiquitas encantadoras hablantes del hñähñu y orgullosas de nuestras tradiciones y lenguas indígenas: Juanita y María (cuyos verdaderos nombres no se revelan por obvias razones). En ambos casos, ellas aprendieron a hablar hñähñu porque sus abuelas les enseñaron, esta enseñanza se dio de forma oral, tal y como nuestras participantes lo relataron en las entrevistas que realizamos.

Estas dos niñas son un ejemplo muy claro de lo que se considera centro focal del contacto de la lengua, es decir, aquellos que usan y difunden una lengua de minorías o vernácula para evitar que desaparezca. Si los amables lectores quieren leer más sobre esta investigación, les invitamos a leer el libro Estudios en contextos educativos mexicanos, de la editorial Fontamara, el cual se encuentra en la biblioteca central de nuestra máxima casa de estudios, la UAEH; en la biblioteca del ICSHu y en el área académica de lingüística, en el cual se reportan más investigaciones sobre el tema.

niñas otomíes

0 comments on “El caso de dos niñas otomíes aprendiendo inglés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: