Noticias

La recuperación de Pierre de Ronsard

Carlos Clementson traduce la obra poética del gran escritor francés del Renacimiento

 

diariocordoba.com

Por José Reyes de la Rosa

Editada por UCOPress en dos volúmenes, Poesía I y Poesía II de Pierre de Ronsard, la obra fue galardonada como «mejor traducción» en los XXI Premios Nacionales de Edición Universitaria (UNE) de 2017, que distinguen a los mejores trabajos publicados por las universidades y los centros de investigación.

Siguiendo la estela de los grandes poetas traductores, Carlos Clementson se ha sentido desde siempre atraído por la traducción de poesía que ha discurrido pareja a su propia creación poética. Traductor de poesía catalana, gallega, portuguesa e inglesa, pero sobre todo francesa, el propio traductor se refiere a su antología de Ronsard señalando que se trata de la culminación de un proyecto y de un meticuloso trabajo iniciado hace más de tres décadas. Ya antes, su interés por el Renacimiento francés le había llevado a traducir, en 1991, Les Regrets, la obra más conocida de Joachin Du Bellay, el poeta amigo y compañero de Ronsard en la Pléiade, que Clementson titula en castellano Lamentos y Añoranzas. Pero no sólo el Renacimiento ha centrado la actividad traductora de Clementson: una amplísima antología de la poesía francesa, desde la edad media hasta nuestros días, se halla en estos momentos próxima a su publicación.

Una apasionante labor traductora concretada ahora con este trabajo que recoge, con doscientos poemas traducidos, la más rica y variada antología del poeta francés publicada hasta estas fechas en España.

Se trata, pues, de un minucioso trabajo historiográfico y de crítica literaria, exento de vana erudición, que nos conduce de manera fácil y amena a través de los hechos más relevantes que marcaron la vida de una corte turbulenta y elegante, donde Ronsard reina como poeta, y que tiene en el Valle del Loira, en los suntuosos castillos y jardines renacentistas, el paisaje inspirador de la poesía ronsardiana.

Bajo el epígrafe de «El huerto de Ronsard», Clementson ofrece una amplia mirada a toda su producción poética, una de las más fecundas de la literatura francesa, con más de ochenta mil versos, pero también de las más desconocidas en España. Y en ello estriba uno de los grandes méritos del antólogo traductor: el de darnos a conocer esta obra inmensa del «humanista apasionado y ferviente estudioso de la Antigüedad» que es Pierre de Ronsard. Porque más allá de algunos sonetos de fama universal que, recuerda el traductor, leíamos en los manuales de literatura francesa de nuestro antiguo bachiller –cuando el francés era la única lengua extranjera que se estudiaba en España– poco más hemos conocido de una obra que compendia y representa como ninguna otra el espíritu humanista y los logros literarios del Renacimiento francés.

Pero no sólo conocemos al Ronsard hedonista, al epicúreo cantor de los placeres de la vida, del carpe diem horaciano, que nos aconseja, como Garcilaso o Góngora en España: «Cueillez des aujourd’hui les roses de la vie». En su poliédrica obra se admira también una poesía meditativa y filosófica compuesta de himnos, discursos, elegías y epitafios donde canta a la naturaleza y a los dioses, ensalza a las personalidades más importantes de su tiempo o reflexiona sobre las calamidades de su patria.

Toda esta poesía poco o nada traducida y comentada en el ámbito hispánico se muestra ahora y se analiza, de manera muy didáctica, ofreciendo, al final de la obra, un capítulo de «Notas y comentarios», de 73 páginas, de un inestimable valor documental y literario. En cuanto al trabajo de traducción, la antología, presentada en edición bilingüe, se vislumbra como ese puente que permite apreciar en qué medida la sonoridad y el ritmo ronsardiano encuentran el eco perfecto de su cadencia en el molde castellano. Una traducción que responde a unos postulados ya argumentados de manera reiterada por el propio poeta-traductor, que se pueden resumir en su concepción de la traducción creadora o de «transcreación».

Y esa participación en el mundo espiritual de Ronsard se puede apreciar ya, desde el principio, en la elección de los poemas que se traducen en la antología. El traductor hace una selección que abarca todos los registros de la poesía ronsardiana, agrupándola en doce capítulos con títulos tan significativos como: «Bajo el signo de Píndaro», «Las rosas de la vida», «El poder de los mitos», «La Arcadia cortesana» o «La rosa y la espada». Cada uno de esos capítulos recopila, siguiendo el proceso creativo de Ronsard, una serie de poemas, muchos de ellos desconocidos para la mayoría de los lectores, que Clementson elige obedeciendo a criterios estéticos y de interés literario.

ORIGINALIDAD

Todos estos poemas los podemos leer en castellano como auténticos poemas originales, que nos trasladan a ese siglo de hermosa poesía compartida en el espacio europeo. Y lo hacemos gracias a una transposición poética auténticamente creadora donde el ritmo y la musicalidad del verso originario circulan en la lengua española de manera fluida y vigorosa, sin asperezas, para cantar en castellano la misma melodía.

Guiado por esta concepción del traductor como mediador cultural y, al mismo tiempo, creador, Clementson aclimata la métrica ronsardiana del alejandrino, del decasílabo y otros metros menores con ajustada adecuación en el molde castellano, consiguiendo mantener la cadencia del verso original en recreaciones llenas de belleza y sensualidad.

Conviene, ya para concluir, subrayar que la mayoría de los doscientos poemas que ofrece esta antología no han sido nunca traducidos en español. El trabajo de Clementson viene así a colmar un injusto vacío y a reparar el desdén manifestado secularmente por los traductores de poesía en España hacia esta figura emblemática de la literatura francesa. Ahora, más de cuatro siglos después, los lectores pueden leer en castellano esta rica muestra de la obra del poeta francés, que abre un anchuroso ventanal a la esplendorosa poesía del Renacimiento europeo. Porque los versos en español que leemos en esta antología forman parte de ese patrimonio cultural común que ahora podemos apreciar como auténticos poemas españoles aunque fueran escritos por Ronsard, en francés, hace más de cuatrocientos años.

Es de agradecer, por ello, en este siglo ya definitivamente posmoderno, esta antología que nos invita a visitar el fecundo huerto de Ronsard y a recoger, sin esperar a mañana, las rosas de la vida.

‘Poesía I y II’. Autor: Pierre de Ronsard. Traducción de Carlos Clementson. Editorial: UCOpress. Córdoba, 2018.

0 comments on “La recuperación de Pierre de Ronsard

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: