Noticias

Nosotres, ustedes, elles, ¿en qué va el lenguaje inclusivo?

Haters en internet, debates, playeras y una edición de ‘El Principito’ en lenguaje inclusivo se suman a la discusión de un tema que cada día suma novedades

mexico.com

Por DANIELA DÍAZ

Cada cierto tiempo, al historiador Santiago Muñoz Machado seguramente le zumban los oídos porque hay un cuestionamiento que le lanzan una y otra vez y no lo deja en paz: ¿por qué la Real Academia Española —que él dirige— se rehusa a aceptar la e o la x como indicador de lenguaje inclusivo?

Tema de debate encarnizado en Twitter y motivo de nuevas ediciones de clásicos como “El Principito”, el lenguaje inclusivo ha llegado a la cultura popular en expresiones que incluyen hasta playeras con las palabras “ustedas” y “putes”.

Pese a las polémicas en las que se meten sus community managers, en la RAE no todo es negación; también ha habido señales de cambios. No necesariamente de nuevas reglas, pero sí de un dejar ser.

La Academia no “puede imponer una manera de hablar por decreto, ni por un acuerdo”, aceptó Muñoz Machado ante medios esta semana.

El debate sobre el lenguaje inclusivo en el español se ha expandido por Iberoamérica. ¿Por qué decimos ciudadanos y no ciudadanos y ciudadanas? ¿Qué tal si decimos alumnes en vez de alumnos y alumnas?

Platicamos con dos mujeres estudiosas del lenguaje y temas de género, quienes nos presentan visiones opuestas.

‘Una batalla superficial’

Concepción Company Company, doctora en filología y académica de la UNAM, considera que el concepto de machismo no es aplicable en la gramática, pues este es un hecho cultural y social que trastoca más allá de la lengua.

Company, integrante del Colegio Nacional, afirma en entrevista con mexico.com que en la lengua española, el género masculino no está marcado y la “o” incluye a hombres y mujeres.

“El género que sí asigna género es el femenino (…) género y sexo no coinciden en la gramática del español“, afirma.

La lucha del uso de términos neutros o incluyentes en la lengua es una “batalla superficial”, asegura, pues el machismo se presenta incluso dentro de círculos sociales cuya lengua siempre ha sido neutra, como el caso de Turquía, en donde culturalmente las mujeres son altamente reprimidas y discriminadas dentro de la sociedad.

Company asegura que el uso de los dos géneros entre hablantes y documentos es contrario a la economía que se busca en el lenguaje y la pelea de que en la lengua española sean aceptados términos neutrales apela a lo políticamente correcto que puede llegar a lo ridículo

“Dudo que cualquier hablante desdoble todas las posibilidades (de género) es antieconómico y genera una cantidad de ambigüedades tremendas”, afirma.

Caen en absurdos en aras de la corrección política, ya no se pueden llamar las cosas por su nombre (…) (el lenguaje incluyente) es mover las aguas en la superficie.

Concepción Company Company

La doctora afirma que el debate alrededor del lenguaje incluyente ha generado que el tema sea analizado por especialistas y ciudadanos, lo que conlleva un efecto mediático.

En 2016, la UNAM realizó una campaña por el uso del lenguaje inclusivo y hacer distinciones de género entre profesionistas. Por ejemplo “arquitecto y arquitecta”.

Para Company, la verdadera batalla está en el aspecto social, en donde “hay discriminación a la mujer y es un hecho real y está en lograr que la arquitecta (mujer) gane lo mismo que el arquitecto (hombre)

El lenguaje influye en la realidad social

En contraste a la postura de Company, hay quienes apuntan que a lo largo de la historia, el lenguaje ha invisibilizado a las mujeres, a las personas no binarias y a todas aquellas que no sean hombres.

María Santos, abogada de profesión y estudiosa de los temas de género y feminismo, recuerda que el lenguaje es un reflejo de la sociedad en la que vivimos: desigual con las mujeres y en la que día a día se discrimina y abusa por cuestión de género.

“Pero así como es un reflejo de la sociedad, el lenguaje también puede influir en cómo percibimos nosotros el mundo y por ende cómo actuamos nosotros en él; entonces, si empezamos a utilizar un lenguaje no sexista y que visibilice a las mujeres, podríamos contribuir a construir un mundo más incluyente”, asegura.

Para Santos Villarreal, el debate no es banal, es necesario.

La forma en como las personas y la sociedad se expresan, argumenta, tiene consecuencias tanto psicológicas como sociológicas.

“De acuerdo con la teoría de Sapir-Whorf —sobre la influencia del lenguaje en la forma de ver el mundo—, el lenguaje ayuda a que psicológicamente se visibilice a la mujer y aporta a que en la realidad de lo cultural se genere esa concepción de igualdad en el imaginario colectivo.”

Un claro ejemplo histórico de la invisibilización de las mujeres en la sociedad fue la Declaración de Derechos del Hombre y el Ciudadano, publicada en 1789, la cual no se hizo extensiva a las mujeres por no contener los términos “mujer y ciudadana”, señala la abogada.

En forma de protesta, una mujer que firmó bajo el pseudónimo de Olympie de Gouges publicó la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana. Esto dio paso a la primera ola del feminismo en Europa.

¿Qué sigue en lenguaje inclusivo?

“La academia no está cerrada a esas aperturas cuando sean razonables, que no lesionen el idioma y que mantengan su belleza y, sobre todo, su economía, que no tengamos que decir muchas cosas para decir un solo concepto, para explicar una sola idea”, dijo el director de la RAE.

La buena noticia es que el lenguaje lo hacemos los que lo hablamos.

Un documento de estudio sobre el tema, realizado por una comisión de dos académicos y dos académicas, se analizará a partir del 7 de febrero, del cual se emitirá un informe, y a partir de ahí se informará lo que consideren más viable.

“La Academia no puede imponer una manera de hablar por decreto, ni simplemente por un acuerdo (…) en la medida en la que vayan variando las modas, la Academia se convierte en notario, en fedatario de cómo se habla y va incorporando conceptos bien al diccionario bien a la gramática”, señaló.

0 comments on “Nosotres, ustedes, elles, ¿en qué va el lenguaje inclusivo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: