Noticias

La dictadura de lo políticamente correcto invade nuestro lenguaje

cope.es

Miren hace tiempo que vengo pensando que el buenismo ideológico y lingüístico que nos quiere imponer la ultra izquierda desde su dictadura moral, nos va acabar convirtiendo en un país de gilipollas. Y perdónenme el termino de verdad, que no soy dado a palabras malsonantes, pero no encuentro otro mejor que defina lo que está sucediendo.

Ya me parece un postureo ridículo llamarse Unidas Podemos, porque lo hace falta son políticas reales y no nomenclaturas, hechos y  no palabras, acciones sobre el terreno y no posturas vacías de contenido y de efectividad real.

Pero es que la cosa va más, y vamos camino de rozar el absurdo. Miren tal y como recoge el diario El Español en un interesante reportaje, la prestigiosa web medica Healthline, ha lanzado una guía sexual que parte de un nuevo lenguaje inclusivo para que el colectivo transexual se sienta identificado, y que tiene como principal pilar, agárrense, la siguiente máxima: usar el término vagina es machista, hay que decir “agujero delantero” para que el colectivo trans no se sienta marginado.

Miren de verdad, ¿se puede ser más absurdo? ¿se puede ir más allá en la espiral de esta tontería a la que nos somete la dictadura moral de los ultras de izquierda?

Vamos a ver. Somos un país moderno, referente en el respeto a la condición sexual de las personas en el mundo. Hemos transitado un largo camino  para que las personas del colectivo LGTBI gocen de la igualdad de derechos que consagra la Constitución y debemos seguir avanzando todavía mucho para lograr que esa igualdad sea efectiva. Pero no, así. No con gilipolleces como esta que definen por sí mismas. ¿Defender los derechos de estas personas? Siempre. Pero con cierto rigor y sin caer en situaciones kafkianas que rozan el esperpento.

Y hablando de situaciones kafkianas. El grupo de Podemos en el Cabildo de Tenerife sigue erre que erre con no sé qué protocolo para que las galas infantiles del carnaval sean “no sexistas”. Hablan en su moción de que los niños tengan “una infancia feliz e igualitaria” celebrando “galas por la infancia en sustitución de concursos de belleza comúnmente denominados gala de la reina infantil”.

Lo dicho, más de lo mismo. Es la dictadura del pensamiento, la imposición imperativa de la moral del movimiento, que todo lo censura en función de un supuesto progresismo que corta y elimina de aquí y allá con la hoz y el martillo en la mano. Ahora le toca a las galas infantiles del carnaval que de sexistas no tienen absolutamente nada. ¿Cuál será el siguiente paso?

En fin esto es la ultra izquierda amigos, pero al fin y al cabo ¿Qué vas a esperar de los aprendices de Lenin, Ceausescu, Honecker o Maduro? Pues eso.

0 comments on “La dictadura de lo políticamente correcto invade nuestro lenguaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: