Noticias

Una lengua en el abismo

elcaribe.com.do

Por Pedro Delgado Malagón

Ya te digo! Ejque cuando curraba en el Cortijo me sacaba mogollón de pasta, pero luego me petaron y me hicieron la púa.
ARGOT MADRILEÑO

Quiobas manis, ¿qué jáis de la baraña?
DIÁLOGO EN CIUDAD MÉXICO

¡Araca con las paicas, son berretines!
LUNFARDO DE BUENOS AIRES

En los años de la ‘pax romana’ el latín fue idioma universal. Encajaban sus vocablos como señal omnímoda: de las costas de Bretaña a los confines asiáticos. ‘Sermo nobilis’ en las alturas; ‘sermo vulgaris’, serpenteando, en las callejas de aquel espacio inabarcable. Pero el latín, asediado de barbarismos durante milenios, buscó refugio en el santuario. Hasta que un sucesor de San Pedro, en trance de infinita bondad, extirpara de la reminiscencia colectiva la suave lengua de Ovidio y Apuleyo.

Es ahora el castellano quien, indefenso, desabrigado, entrega el alma y se eleva al cielo de las lenguas muertas. ¿De dónde, demonios, surgió la inexcusable cuchillada? En verdad, no tengo respuesta. Tan sólo aprensiones, después de conocer el expediente suscrito por una espuria Real Academia de la Lengua. Unos pliegos (a modo de prontuario para posmodernos inquisidores) que describen con morbosa lentitud los tajos precisos para hacer del español un idioma de babuinos. Créanme: el lector habrá de sentir escalofríos tras cada mutilación, tras cada sablazo en el pescuezo de Cervantes.

Desamparado, contrito, cedo el lugar a este perverso aquelarre. El más avieso, claro que sí, del cual se tenga noticia.
Reforma modelo de la ortografía española.

Real Academia de la Lengua (apócrifa)

En vista de la evolución del castellano en los últimos años, y debido a las aportaciones realizadas por los jóvenes, la Real Academia de la Lengua dará a conocer en breve una reforma modelo de la ortografía española, que tiene como objetivo unificar el español como lengua universal de los hispanohablantes. Será una enmienda paulatina, que entrará en vigor poco a poco, para evitar confusiones.

La reforma hará más simple el castellano, pondrá fin a los problemas de otros países y hará que nos entendamos de manera universal quienes hablamos esta noble lengua. La reforma se introducirá en las siguientes etapas anuales:

Supresión de las diferencias entre “c”, “q” y “k”. Komo despegue el plan, todo sonido parecido al de la “k” será asumido por esta letra. En lo adelante, pues, se eskribirá: kasa, keso, Kijote…
Se simplifikará el sonido de la “c” y “z” para igualarnos a nuestros hermanos hispanoamericanos ke konvierten todas estas letras en un úniko fonema “s”, kon lo kual sobrarán la “c” y la “z”. Por ejemplo, se dirá: El sapato de Sesilia es asul”.

Desapareserá la doble “c” y será reemplasada por la “x”: “Tuve un axidente en la Avenida Oxidental”. Grasias a esta modifikasión los españoles no tendrán desventajas ortográfikas frente a otros pueblos, por su extraña pronunsiasión de siertas letras.

Por igual, se funden la “b” kon la “v”, ya ke no existe diferensia alguna entre el sonido de la “b” y la “v”. Por lo kual, a partir del segundo año, desapareserá la “v”. Y beremos komo bastará kon la “b” para ke bibamos felises y kontentos.

Pasa lo mismo kon la “elle” y la “y”. Todo se eskribirá kon “y”: “Yébeme de paseo a Sebiya, señor Biyar”. Esta integrasión probokará agradesimiento general de kienes hablan kasteyano, desde Balensia hasta Bolibia.

La hache, kuya presensia es fantasma, kedará suprimida por kompleto. Así, ablaremos de abas o alkool. No tendremos ke pensar komo se eskribe sanaoria y se akabarán esas komplikadas y umiyantes distinsiones entre “echo” y “hecho”. Ya no abrá ke desperdisiar más oras de estudio en semejante kuestión ke nos tenía artos.

A partir del terser año de esta implantasión, y para mayor konsistensia, todo sonido de erre se eskribirá doble “r”: “Rroberto me rregaló una rradio”.

Para ebitar otros problemas ortográfikos, se fusionan la “g” y la “j”, para ke, así, jitano se eskriba komo jirafa y geranio komo jefe. Aora todo ba kon jota: “El jeneral jestionó la jerensia”. No ay duda de ke esta sensiya modifikasión ará ke ablemos y eskribamos todos kon más rregularidad y más rrápido rritmo.

Orrible kalamidad del kasteyano, en general, son las tildes o asentos. Esta sankadiya kotidiana jenerará una axión desisiba en la rreforma. Aremos como el inglés, ke a triunfado unibersalmente sin tildes. Kedaran ellas kanseladas desde el kuarto año, y abran de ser el sentido komun y la intelijensia kayejera los ke digan a ke se rrefiere kada bokablo. Berbigrasia: “Komo komo komo komo”.

Las konsonantes “st”, “ps” o “pt” juntas kedaran komo simples “t” o “s”, kon el fin de aprosimarnos lo masimo posible a la pronunsiasion iberoamerikana. Kon el kambio anterior diremos ke etas propuetas okasionales etan detinadas a mejorar ete etado konfuso de la lengua.

Tambien seran proibidas siertas konsonantes finales ke inkomodan y poko ayudan al siudadano. Asi, se dira ”¿ke ora es en tu relo?”, “As un ueko en la pare” y “La mita de los aorros son de Agusti”. Entre eyas, se suprimiran las eses de los plurales, de manera ke diremo “la mujere” o “lo ombre”.

Despue yegara la eliminasion de la “d” del partisipio pasao y kanselasion de lo artikulo. El uso a impueto ke no se diga ya “bailado” sino “bailao”, no “erbido” sino “erbio”.

Kabibajo asetaremo eta kotumbre bulgar, ya ke el pueblo yano manda, al fin y al kabo. Dede el kinto año kedaran suprimia esa “d” interbokalika ke la jente no pronunsia.

Adema y konsiderando ke el latin no tenia artikulo y nosotro no debemo imbentar kosa que nuetro padre latin rrechasaba, kateyano karesera de artikulo.

Sera poko enrredao en prinsipio y ablaremo komo sierto lokutore nasionale, pero depue todo etranjero beran ke tarea de aprender nuebo idioma resultan ma fasile. Profesore terminaran benerando akademiko ke an desidio aser rreforma klabe para ke sere umano ke bibimo en nasione ispanoablante gosemo berdaderamente del idioma de “Serbante, Kebedo y Kalderon de la Barka”.

Eso si: nunka asetaremo ke potensia etranjera token kabeyo de letra “eñe”. Eñe representa balore ma elevado de tradision ispanika y primero kaeremo muerto ante ke asetar bejasione a símbolo ke a sio korason bibifikante de istoria kastisa española unibersa.

Post scriptum:

Dos perspectivas se abren en este punto de la aventura. La primera, aquella de suponer como una inmensa broma esta ocurrencia de tachonar la lengua española con remaches de “k”, de teutonas y helénicas reverberaciones. La segunda: recordar que la sedición comenzó hace siglos. Ya con Mateo Alemán (n. 1547) en su defensa de la biunivocidad sonido-letra, y más tarde en la sañuda Ortografía kastellana nueva i perfeta, publicada por el salmantino Gonzalo Korreas en 1630.

Aunque el combate prosigue en nuestra hora. Gabriel García Márquez presenta en el Primer Congreso Internacional de la Lengua Española (Zacatecas, México; 1997) el escrito Botella al mar para el dios de las palabras. Aquí el novelista colombiano propone: “Jubilemos la ortografía, terror del ser humano desde la cuna; enterremos las haches rupestres, firmemos un tratado de límites entre la g y jota […] ¿Y qué de nuestra b de burro y nuestra v de vaca, que los abuelos españoles nos trajeron como si fueran dos y siempre sobra una?”.

Desde la ortodoxia, el escritor español Camilo José Cela (tan premio Nobel de literatura como García Márquez) impugna estos cambios de rumbo: “No se hicieron por capricho las reglas ortográficas, tienen una razón de ser. Las palabras tienen un sentido etimológico. Cuando era catedrático, a los alumnos que tenían una sola falta de ortografía les suspendía. En eso hay que ser inexorables”.

Don Miguel de Unamuno, Rector de la Universidad de Salamanca, expresa con ironía: “Si se adoptara una ortografía fonética y sencilla, que, aprendida por todos pronto y bien, hiciera imposibles las faltas ortográficas, ¿no desaparecería uno de los modos de que nos distingamos las personas de buena educación de aquellas que no han podido recibirla tan esmerada? Si la instrucción no nos sirve a los ricos para que nos diferenciemos de los pobres, ¿para qué nos sirve?”.

Queda en el aire la pregunta: ¿morirá de irrespirable pureza la lengua española, confinada a cenáculos de intelectuales, académicos y artistas? O, como el latín, ¿estallará en mil diásporas de jergas, de argots y de callejeras lunfardías?

 

 

 

0 comments on “Una lengua en el abismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: