Noticias

Primer debate electoral en francés de líderes de partidos canadienses

El líder del bloque quebequense Yves-François Blanchet, el líder del partido conservador Andrew Scheer, el moderador de debates Pierre Bruneau, el líder liberal Justin Trudeau y el líder del NDP Jagmeet Singh posaron para una foto en el debate en francés que se transmitió en TVA. (Joel Lemay / Agence QMI)

 

rcinet.ca

Por Leonora Chapman

Cuatro líderes de los partidos federales de Canadá participaron el miércoles por la noche en el primer debate de la campaña electoral en francés, en Montreal, antes de las elecciones generales que tendrán lugar este 21 de octubre.

El liberal Justin Trudeau, el conservador Andrew Scheer, el líder del bloque quebequense Yves-François Blanchet y el neodemócrata Jagmeet Singh se dieron cita anoche en la televisión de lengua francesa TVA.

El líder liberal Justin Trudeau trató de pintar a su oponente conservador como un hombre fuera de sintonía con los valores de Quebec.

El líder del Bloque quebequense, Yves-François Blanchet, hizo un llamamiento apasionado a los quebequenses para que enviaran más parlamentarios a Ottawa para luchar por los intereses de la provincia, mientras que el líder conservador Andrew Scheer instó a los votantes a rechazar los avances del Bloque y elegir a conservadores para impedir que Trudeau sea reelegido primer ministro.

El líder del NDP, Jagmeet Singh, dijo que lucharía por un federalismo «asimétrico» para garantizar que la singularidad de Quebec esté mejor representada en la federación canadiense.

Los temas fueron muy variados y abarcaron todo, desde las finanzas del estado de Ottawa, el cambio climático, la ley de laicismo de Quebec, las protecciones para las artes y la cultura y el lugar de los francófonos en Canadá.

El desarrollo del debate y los temas más controvertidos

El aborto

El líder conservador Andrew Scheer pasó un duro momento al inicio del debate el miércoles por la noche.

Aprovechando del primer tema propuesto por el moderador sobre el derecho al aborto, los otros tres líderes presionaron duramente a Scheer, pidiéndole al unísono que dé a conocer su posición personal sobre el tema.

El señor Scheer nunca respondió. Se limitó a su consabida posición oficial de que votaría en contra de cualquier proyecto de ley futuro que quiera limitar el derecho al aborto.

“Es normal tener una perspectiva diferente en una población de 33 millones de personas. Lo importante es que los quebequenses pueden confiar  en que el acceso al aborto no cambiará en el futuro, como no ha cambiado en el pasado «, dijo Scheer.  (La población canadiense asciende a 37 millones)

No fue suficiente para sus oponentes.

El líder del Bloque, Yves-François Blanchet, lo acusó de querer ocultar su posición sobre este tema.

«Es importante que la gente sepa, personalmente, usted, Andrew Scheer, ¿cree que una mujer debería tener una opción?», preguntó Justin Trudeau:

Scheer lo esquivó y Trudeau volvió al ataque.

“Dejamos a un lado la política. ¿Cree usted en tanto que jefe, como líder, como padre, como esposo, que las mujeres tienen derecho a elegir? », insistió Trudeau quien tampoco obtuvo respuesta.

En ese momento intervino el señor  Singh: “No es aceptable tener un hombre que habla sobre los derechos de las mujeres. No es aceptable tener una negociación sobre los derechos de las mujeres «, dijo.

Muerte asistida

La reciente decisión del Tribunal Superior de ampliar la asistencia médica a la muerte a personas cuyas muertes naturales no son razonablemente previsibles resurgió durante el debate de ayer.

Andrew Scheer dijo desde el principio que apelaría el caso en la Corte Suprema.

Trudeau anunció por primera vez que no apelaría esta sentencia si era elegido nuevamente como primer ministro.

Singh repitió más de una vez que estaba «listo para actuar» y quería «crear criterios menos estrictos». Sin embargo, no explicó a qué criterios exactos se refería.

La posición de Blanchet fue parecida a la del jefe neodemócrata.

Oleoductos

El tema ambiental también puso de un lado  al Sr. Scheer  y del otro a sus tres oponentes, aunque Justin Trudeau también recibió su parte de críticas.

Andrew Scheer reiteró que el corredor de energía ( pipeline) permitiría a Hydro-Québec exportar su hidroelectricidad, argumentó.

«Prefiero el petróleo de aquí que el petróleo de los Estados Unidos. No tiene sentido que la gente de Quebec salga de Canadá y apoye la economía de Donald Trump cuando tenemos reservas.»

Sobre este tema, Justin Trudeau también estuvo a la defensiva.

«¿Entiendes que los votantes en 2015 se sienten traicionados» por la decisión de comprar el Oleoducto Trans Mountain? preguntó el moderador del debate  al líder liberal. «Entiendo totalmente», reconoció Trudeau. Fue una decisión difícil. Pero haber comprado este gasoducto nos permitirá reinvertir todas las ganancias» para promover la transición energética, argumentó.

Las drogas

Scheer  y Trudeau también se enfrentaron en el tema de la posible despenalización de las drogas duras para contrarrestar la crisis de los opioides.

Cuando se le preguntó a los partidos si estaban abiertos a la idea de despenalizar todas las drogas el primer ministro fue categórico. «No sucederá en absoluto, no en este mandato», aseguró. No está en nuestra plataforma. «No vamos a despenalizar las drogas», dijo.

El líder liberal también criticó a Scheer por no creer en la utilidad de los sitios de inyección supervisados. «Rechazas la ciencia que dice que puedes salvar vidas”.

El Sr. Scheer respondió que iba a consultar a los ciudadanos.

Ganadores y perdedores en el primer debate en francés

Para la analista política Chantal Hébert el debate tuvo un perdedor claro.

Sobre Scheer

“Raramente vi un consenso tan amplio sobre la idea que Andrew Scheer perdió el debate. Y lo perdió sobre el fondo y sobre la forma y no con uno de sus adversarios sino con los tres jefes.”

Del derecho al aborto, el jefe conservador continúa diciendo lo que todo el mundo sabe, que él personalmente está contra, pasando por el proyecto de oleoducto y la idea de que un gobierno conservador podría imponer uno que atraviese el territorio de Quebec a pesar de la oposición de la Asamblea Nacional, en todos esos frentes, el líder conservador estuvo a la defensiva, señala la analista.

“Tengo la impresión que esta mañana los estrategas conservadores se estarán diciendo probablemente que hay que ir rápido a hacer campaña en la provincia de Ontario porque les va a resultar muy difícil en Quebec buscar votos que les permita ganar el 21 de octubre”.

Sobre Trudeau

Normalmente un primer ministro saliente no gana los debates analiza Hébert. Y nadie dirá tampoco que el señor Trudeau triunfó en todos los aspectos del debate ante sus adversarios, agrega.

En mi opinión su performance resultó tan buena como se puede esperar de un primer ministro saliente.

Sobre los temas del medioambiente y los oleoductos Trudeau se defendió bien dice Hébert.

Durante su mandato, Trudeau desarrolló el hábito, los miércoles, de presentarse en el periodo de preguntas en el Parlamento  y responderlas todas. Y su fuerte no era precisamente su talento parlamentario. Pero al mirarlo ayer en el debate me dije que toda esa práctica, una hora semanal, le dio resultados.”

Sobre Singh

Creo que hay consenso, estuvo mucho más cómodo que Andrew Scheer , tanto en el debate mismo como con el francés.

“Pero no estoy convencida que una buena performance en el debate va a cambiar el curso de las cosas para el NPD en Quebec”.

Pero Singh mandó un mensaje a todos los jefes, dice Hébert. Había ganado puntos, y “cuando el señor Singh debata en su lengua en inglés , tendrán que estar alertas porque es capaz de ser muy eficaz”.

Porque para la analista, el que puso contra las cuerdas al jefe conservador no fue Trudeau sino Singh.

Sobre Blanchet

Estuvo muy eficaz, sin embargo, en un momento dado Blanchet tomaba mucho espacio, tendrá que tener cuidado porque a veces cuando intervenía en el debate se mostraba casi altanero.

El objetivo de un debate es la eficacia, por supuesto, señala Hébert. Pero también hay que saber mostrarse amable. Blanchet parecía por momentos  dar lecciones a los otros.

“ Blanchet  fue a buscar el voto anti Trudeau y anti conservador para el Bloque Quebequense, y probablemente logró su objetivo. Y si logra más puntos en las intenciones de voto sería una mala noticia no solo para Andrew Scheer sino también para Justin Trudeau”.

Hébert señala que al exterior de Montreal muchas circunscripciones se benefician de la división del voto de la oposición lo que significa que la batalla será muy fuerte entre el Partido Liberal  y el Bloque quebequense por el voto fuera de Montreal.

 

 

 

0 comments on “Primer debate electoral en francés de líderes de partidos canadienses

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: