Noticias

Encuentro para revitalizar las lenguas del mundo

Se realizó en el Arkupe atxabaltarra y en él estuvieron presenten los representantes de las 10 comunidades lingüísticas participantes

 

diariovasco.com

Por JOXEBI RAMOSARETXABALETA.

La clausura de la segunda edición del curso en Dirección de Revitalización de la Lengua que se organiza cada dos años, organizado por la Asociación Garabide, se realizó la pasada semana en el salón Zaraia del Arkupe atxabaltarra. El acto fue conducido por los miembros de la organización Maddi Iñarra y Txema Abarrategi, quienes supieron pellizcar el corazón del centenar de personas asistentes, así como añadirle ciertas notas de humor al evento.

Tras dar la bienvenida a las personas asistentes tomó la palabra el presidente de Garabide, Iñaki Martínez de Luna, y posteriormente Paul Ortega, director de la Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo del Gobierno Vasco, quien quiso destacar que «impulsando la colaboración entre los movimientos sociales y las instituciones, como hace Garabide mediante la cooperación lingüística, podremos seguir haciéndoles frente, desde lo que somos, a los problemas globales del mundo».

A continuación, las diez comunidades lingüísticas minorizadas que han participado en este curso en Dirección de Revitalización de la Lengua tomaron el escenario, una a una, junto a representantes euskaldunes que han posibilitado, de una u otra manera, que este curso se haya llevado a cabo: profesorado, voluntariado o entidades colaboradoras, entre otros. El intercambio de diplomas y obsequios se hizo en poco más de una hora, mientras se daba esta particular vuelta al mundo de la mano de representantes de lenguas minorizadas.

La alcaldesa de Aramaio, Lierni Altuna, y la representante del idioma kaqchikel de Guatemala, Gloria Puc, dirigieron unas palabras a los asistentes. Altuna recibió como obsequio un tambor, cuyo sonido recuerda a un latido, ya que según Puc «quien elige el camino del corazón jamás se equivoca».

Los mayas del Yucatán mexicano Socorro Cauich y Oscar Chan estuvieron sobre el escenario acompañadas de Alfredo Álvaro, de la Fundación Guaixe de Altsasu. Este último recibió la palabra ‘Guaixe’, que significa ‘ahora mismo’ en el euskera de sakana, escrita a modo de antiguo glifo maya, junto con un poema que rezaba «aquí estamos, aunque no quieran, aunque les duela. (…) Como un árbol cambiaremos las hojas, pero nunca las raíces». A lo que Alfredo respondió con un inesperado giro final «a pesar de que nos pongan mil obstáculos seguiremos caminando, uniendo fuerzas siempre hacia adelante, porque no estamos locos, sabemos lo que queremos».

«Lamentablemente, las buenas intenciones no bastan para revitalizar nuestras lenguas, necesitamos seguir trabajando conjuntamente con el pueblo vasco», señalaron firmemente en nombre de la comunidad nawat de México Álvaro Aguilar y Amelia Domínguez del grupo cooperativo Tosepan, quienes compartieron escenario con tres representantes de Emun, cooperativa de Debagoiena que aúna el euskera y la innovación social.

Desde Ecuador

Emun fue invitada por Garabide el pasado año a brindar apoyo técnico en la elaboración de un plan lingüístico para la cooperativa Tosepan, un proyecto pionero que continuará con un segundo viaje a México de una delegación de Garabide y Emun a principios de noviembre. Txerra Rodríguez, miembro de Emun que participa en este proyecto, apuntó que «ustedes dicen que han aprendido mucho aquí, pero nosotros aprendemos aún más de ustedes».

Hubo un arqueo de cejas generalizado en la sala cuando Nancy Quispe, representante aymara de Bolivia, subió al escenario con su hija de apenas un mes a la espalda. Arriba le esperaba una representante de Luis Ezeiza ikastetxea de Eskoriatza, a quien Quispe quiso hacer un regalo muy especial al comentar que «me gustaría hacerle entrega de un objeto lleno de energía: la flor aymara, que sobrevive tanto al invierno como al verano, a modo de bordado. La comunidad kichwa de Ecuador fue la última parada de la vuelta al mundo en 80 minutos. Leire Okarantza, secretaria técnica de Fagor Taldea, que lleva años apoyando a Garabide, recibió un cuádruple presente por parte de los kichwas Emilio Guaman y Miguel Calapi, quienes aclararon su significado: «agua, tierra, viento y fuego. Vivamos siempre unidos a la naturaleza para no llegar a ser ‘extraterrestres’ en nuestra propia tierra».

0 comments on “Encuentro para revitalizar las lenguas del mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: